Ni caviar, ni langosta, ni foie, ni siquiera cabrito

El ‘triste’ menú navideño del presidiario Luis Bárcenas

Embutidos, pollo asado con patatas y helado de postre

El 'triste' menú navideño del presidiario Luis Bárcenas
Pollo asado con patatas fritas. SR

Los internos de la cárcel madrileña de Soto del Real han recibido este 26 de diciembre de 2013 la visita del cardenal Rouco

Embutidos, pollo asado con patatas y helado de postre. Este fue el menú que se sirvió el día de Navidad, en la cárcel madrileña de Soto del Real en la que se encuentra interno el ex tesorero del PP, Luis Bárcenas.

Según fuentes penitenciarias, en años anteriores era habitual un menú especial en el que se permitían ciertas concesiones como, por ejemplo, entrecot de cerdo o incluso langostinos. Este año se ha notado la crisis en el menú.

El entrante consistió en unas lonchas de queso, salchichón, chorizo y espárragos. Tan sólo se hacen excepciones en los casos de presos musulmanes y aquellos internos que precisen de comida de dieta.

Los presos tienen tres fechas especiales que se suelen reflejar con algún menú especial: Navidad, Año Nuevo y el día de la Merced, patrona de Instituciones Penitenciarias, que se celebra cada 24 de septiembre. 


MISMO MENÚ PARA DÍAZ FERRÁN

La comida se incluye dentro de los presupuestos de Prisiones, si bien los alimentos pueden cambiar en función de cada cárcel.

En este caso, el menú descrito fue el conocido como ‘menú general’ que se sirvió en los 14 módulos ordinarios así como en el de aislamiento, el de ingresos y el de enfermería.

En esa prisión madrileña se encuentra también desde hace más de un año el ex presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán.

Otra experiencia nueva para Bárcenas será la de comer las 12 uvas de Nochevieja en su celda con la única compañía de su compañero. Fuentes penitenciarias indican que esa noche la cena suele servirse algo más tarde de las 20.30 como es habitual.

En el menú de ese día se incluye un paquete de uvas, si bien en el momento de las campanadas los presos ya están en sus celdas. Es ahí donde la mayoría se toma las uvas siguiendo los últimos minutos del año por la radio o la televisión.

Es habitual que al entrar en el nuevo año los reclusos griten por las ventanas de sus celdas o aporreen las puertas en señal de júbilo.

Los internos de la cárcel madrileña de Soto del Real han recibido este 26 de diciembre de 2013 la visita del cardenal arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Rouco Varela, quien todos los años por estas fechas oficia una misa en el penal y saluda a algunos presos.

 

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido