Miranda Barbour, una joven de 19 años de Pennsilvania, pudo haber matado a más ya que "dejé de contar"

Una joven ‘satánica’ confiesa haber matado a 22 personas «que hicieron cosas malas»

"Les estudié. Aprendí de ellos e incluso me convertí en su amiga"

Una de sus víctimas era un hombre al que había contactado junto a su marido por Internet, para mantener sexo a cambio de 100 dólares

Miranda Barbour, una joven de 19 años de Pennsilvania que se encuentra en prisión por el asesinato de un hombre el pasado noviembre, ha confesado en una entrevista que ha matado al menos a otras 22 personas en los últimos seis años y que está dispuesta a cooperar con la Policía para ayudarle a localizar a sus víctimas.

Barbour, al igual que su marido, Elytte Barbour, de 22 años, han sido acusados por la Policía de Sunbury del asesinato a puñaladas el pasado noviembre de Troy LaFerrara. La joven, que ha admitido esta muerte, concedió este viernes por la noche una entrevista al diario local ‘The Daily Item‘ desde la prisión del condado de Northumberland en la que reveló estos asesinatos.

DEJÓ DE CONTAR

En la entrevista, que fue grabada por las autoridades penitenciarias, Barbour ha explicado que «cuando llegué a 22 dejé de contar». «Puedo señalar en un mapa dónde se les puede encontrar», ha añadido, precisando que la mayoría de los asesinatos los cometió en Alaska pero también ha llevado a cabo otros en Texas, Carolina del Norte y California.

«Les estudié. Aprendí de ellos e incluso me convertí en su amiga. Se lo hice a personas que hicieron cosas malas y que ya no se merecían estar aquí», ha justificado la joven, que entró siendo adolescente en una secta satánica.

El jefe de la Policía de Sunbury, Steve Mazzeo, ha indicado que las autoridades estaban al tanto de las reivindicaciones de Miranda y que se las están tomando muy en serio. «Estamos revisando la rabación de la entrevista del ‘The Daily Item’ y no confirmaré o desmentiré nada en estos momentos», ha indicado al citado diario.

Según ha precisado, uno de sus hombres «ha estado en contacto con varios estados más y está trabajando con las fuerzas de seguridad de varias ciudades y localidades».

Desde el FBI no han querido entrar en detalles sobre su implicación en la investigación de este caso. «La División del FBI en Filadelfia ha estado en contacto recientemente con el Departamento de Policía de Sunbury respecto a Miranda Barbour y ofrecerá cualquier asistencia requerida en el caso», se ha limitado a indicar el FBI a la cadena CNN.

SEXO CONCERTADO EN INTERNET

Por otra parte, durante la entrevista la joven también ha confesado el asesinato de LaFerrara y ha asegurado que éste es el primero cometido por su marido. El hombre, al que habían contactado por Internet, iba a mantener sexo con la joven a cambio de 100 dólares coincidiendo con la tercera semana del aniversario de boda de la pareja.

«No iba a ser apuñalado», ha asegurado, pero «dijo lo que no tenía que decir y la cosa se descontroló». Según los documentos judiciales, el hombre recibió 20 puñaladas. La joven ha justificado la entrevista porque quería revelar la verdad sobre lo ocurrido y ha defendido que no siente remordimientos por las personas que ha matado porque eran «mala gente».

Según ha relatado, sufrió abusos sexuales con 4 años por parte de un familiar y fue introducida al asesinato con 13, tras entrar en una secta satánica en Alaska. «Siento que ha llegado el momento de que todo esto salga, no me importa si la gente me cree, solo quiero que se conozca», ha asegurado.

 

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

BOLSOS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído