El enfado monumental del showman

Bertín Osborne: «Me toca los cojones tener que dar explicaciones»

Bertín Osborne: "Me toca los cojones tener que dar explicaciones"
Bertín Osborne. TR

«Me toca los cojones tener que dar explicaciones sobre algo que no he dicho».

Así ha respondido Bertín Osborne después de que este 21 de junio de 2018 le atribuyeran unas declaraciones sobre el drama humanitario del Aquarius que no eran suyas.

El artista se ha defendido de todos los ataques recibidos a través de las redes sociales.

Bertín Osborne (63) está enfadado por lo sucedido en las últimas 48 horas y así lo ha hecho saber:

«Simplemente con ver la grabación del programa te das cuenta de que eso no lo digo yo, que lo dice una persona que está sentada dos sitios más allá. Lo único que se demuestra con esto es que ni tan siquiera se han visto el vídeo y por ello yo tengo que aguantar que se me ponga de racista y de todo lo peor. He hablado con mis abogados sobre el tema, pero tal y como está todo me ha aconsejado que es mejor pasar».

El también presentador zanja así la polémica surgida a raíz de su intervención en el programa de Distrito TV, donde abordo la tragedia migratoria de las 600 personas abordo del Aquarius. Bertín declaró:

«Me parece bien que se les ayude y que tengamos una actuación humanitaria, pero esto no es Suiza, macho. Aquí hay muchos españoles que no tienen donde caerse muertos».

Durante su participación en el espacio de televisión, pusieron en su boca palabras que pronunció otro tertuliano («¿Por qué no se llevan a los inmigrantes al chalé de Pablo Iglesias o a La Moncloa?»), lo que le ha generado una gran cantidad de críticas que han afectado incluso a su familia:

«Es inadmisible que a mi hijo un compañero le diga en el colegio que su padre es racista, que se lo ha dicho su padre».

Por todo ello, el marido de Fabiola ha dado su opinión sobre la crisis migratoria:

»Yo probablemente hubiera decidido ayudarles, que entren y luego ya vería qué hacer. Lo mismo que ha hecho el presidente Pedro Sánchez.».

Por último, Osborne no descarta tomar medidas legales, aunque su abogado le haya aconsejado que ‘‘es mejor pasar’‘ y lamenta que sus palabras se hayan malinterpretado, pero sentencia que »para poder hablar hay que hacerlo con decencia y conocimiento de causa».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído