«¡No quiero políticos a mi lado, lo que quiero son soluciones!»

(PD).-Javier Núñez, que ha perdido a cuatro familiares en el accidente aéreo de Barajas, ha dicho a las puertas del hotel Auditorium, donde Teresa Fernández De la Vega se reúne con los allegados de los fallecidos, que no quiere políticos a su lado sino soluciones. Núñez ha abandonado la reunión y ha criticado que la vicepresidenta no ha prometido nada a los afectados sino que sólo se ha interesado por «si estamos a gusto».

Núñez, que ha perdido en el accidente a dos hijos, un nieto y su nuera, ha salido a las puertas del hotel, donde se alojan los familiares de las víctimas del accidente aéreo, y ha dicho a los periodistas situados tras un cordón de seguridad: «¡No quiero políticos a mi lado, lo que quiero son soluciones ya que no han solucionado lo que ha pasado!».

«Lo que están diciendo ahí, no lo quiero escuchar porque son mentiras todo, que nos traigan a los nuestros. Yo tengo a mis dos hijos y a mi nieto esperando, llevo tres días esperando y no me dice nadie nada», comentaba a los periodistas.

Preguntado sobre si la vicepresidenta les había prometido algo durante la reunión, ha respondido: «No ha prometido nada; lo único es que si estamos a gusto, que si estamos a gusto…».

«Cómo va a estar a gusto una persona que tiene ahí una herida que no se le va a curar en la vida», se lamentaba este familiar, que ha señalado que no ha querido escuchar a De la Vega porque «sólo venía a visitarnos».

Lo que le interesan a los familiares, según Núñez, son las distintas reuniones que van a mantener entre ellos en el hotel: «Somos muchos porque nos han matado a muchos y hoy vamos a empezar ya. Primero vamos a enterrar a los nuestros y vamos a empezar ya», ha concluido.

De la Vega elude dar declaraciones

De la Vega ha eludido hacer declaraciones tras la reunión mantenida con los familiares de las víctimas del accidente aéreo que costó la vida el pasado miércoles a 153 personas «por respeto» a las víctimas.

«Por respeto a las víctimas vais a perdonarme pero no voy a hablar», declaró Fernández de la Vega ante el numeroso grupo de medios de comunicación presentes, algunos de ellos internacionales. La vicepresidenta, acompañada por la directora general de Protección Civil, Pilar Gallego, se reunió durante más de tres horas con familiares de las víctimas en el Hotel Auditorium, donde se encuentran alojados.

Nuevas reuniones con Spanair

Algunos familiares volverán a reunirse esta tarde con la compañía Spanair, mientras otros han decidido ya volver a sus casas y comienzan a abandonar el Hotel Auditorium.

Tres días después de la catástrofe de Barajas, los primeros familiares de las 153 víctimas mortales, que han podido identificar a sus allegados y les han sido entregados sus cuerpos, organizan la vuelta a sus lugares de origen.

Tal y como se comprometió ayer la compañía aérea, sus responsables volverán a comparecer esta tarde ante los familiares para mantenerles al tanto de las últimas informaciones, a pesar de la tensión que se ha vivido en los últimos encuentros.

Ayer, la entrevista de hora y media con los representantes de Spanair, encabezados por Héctor Sandoval, acabó abruptamente, puesto que los familiares les reprochan que no contestan a sus preguntas. Algunos calificaron el encuentro de «cachondeo» y «paripé para taparles la boca».

Victoria Esteban, que en el accidente ha perdido a su sobrina de 7 años, a su ex cuñada y a la nueva pareja de ésta, relató que habían preguntado cosas sobre «por qué el piloto no quería despegar y le obligaron, o por qué un pasajero quería bajar y no le dejaron» y que la única respuesta obtenida ha sido que «no pueden contestar, que ellos no lo saben». «Así todas las preguntas», enfatizó.

Dicen que lo anotan para mañana, que en teoría hay otra reunión, pero a lo mejor mañana muchos estamos enterrando a nuestros muertos y no nos enteramos, pero dicen que no saben nada.

La desesperación cunde entre algunos de los familiares ya que «no se sabe nada, ni cuánto van a durar las pruebas de ADN, que en la reunión de Ifema dijeron que podría tardar mucho, incluso 72 horas o más si el familiar para comparar no es directo», señaló Victoria.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído