Saltó desde un sexto piso agarrado a su 'compañera'

Su muñeca hinchable le salvó de una muerte segura

Yang quedó inconsciente con el golpe pero se recuperó en el hospital

Su muñeca hinchable le salvó de una muerte segura
Complejo de edificios donde vive Yang.

Algunas personas se refieren quienes poseen este tipo de muñecas como desequilibrados mentales

Dicen que el perro es el mejor amigo del hombre. Pero para Yang un perro nunca podrá sustituir a la muñeca hinchable que le ha salvado la vida.

La historia comenzó en un apartamento de un barrio residencial del centro de Shanghai (China). Yang vivía allí con su mujer y su hijo pero su mujer lo abandonó y su hijo se cambió de residencia para estudiar. Desde entonces, Yang aprendió a convivir con la soledad y para sobrellevarla compró una muñeca hinchable.

Según recoge Today.az en el artículo «Loyal blow-up doll saves owner’s life», poseer una muñeca hinchable es un tema tabú en la mayor parte del mundo. Algunas personas, de hecho, se refieren a quienes poseen este tipo de muñecas como desequilibrados mentales.

Yang leyó este tipo de comentarios en Internet y le dolieron tanto que decidió suicidarse. Saltó desde el sexto piso de su complejo de apartamentos ante el horror de los testigos.

Sin embargo, a pesar del gran salto Yang salvó su vida porque se lanzó agarrado a su muñeca hinchable. Se golpeó hasta quedar inconsciente pero su inseparable compañera amortiguó su caída salvándole la vida.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído