El animal estará en cuarentena durante 30 días como medida de precaució

Un tigre ataca a una voluntaria del santuario ‘Tiger Kink’ y casi le arranca el brazo

La cuidadora rompió con el protocolo y la colocó al alcance de las fauces del felino

Un tigre ataca a una voluntaria del santuario ‘Tiger Kink’ y casi le arranca el brazo
Carole Baskin PD

Una voluntaria del santuario ‘Tiger Kink’ casi pierde un brazo en las fauces de un tigre.

El felino la atacó dentro del santuario de grandes felinos en Florida que aparece en la serie de Netflix Tiger King.

Candy Crouser, de 69 años, voluntaria en Big Cat Rescue, el refugio de animales de Carole Baskin, resultó herida.

En un comunicado, el santuario asegura que Crouser resultó herida después de que Kimba, un tigre macho rescatado de Guatemala, la mordiera.

La voluntaria no cumplió los protocolos al meter la mano en la jaula, añade el comunicado.

Crouser, que ha trabajado en el santuario durante cinco años, llegó para alimentar a los felinos y descubrió que el tigre estaba “encerrado en una sección alejada de donde solía ser alimentado”, según el comunicado.

Después de meter la mano para abrir una puerta, el tigre “la agarró del brazo y casi se lo arrancó por el hombro”.

La declaración agrega que “Candy asegura que simplemente no pensó en lo que hacía cuando metió la mano para abrirla [la puerta]”.

Las personas que presenciaron el ataque usaron un cinturón como torniquete y colocaron hielo alrededor del brazo de la voluntaria en un esfuerzo por salvarlo. Una ambulancia la trasladó al hospital.

La víctima todavía estaba consciente después del ataque, “e insistió en que no quería que Kimba sufriera ningún daño por este error”.

La organización agrega que el brazo de la mujer estaba roto en tres lugares y que su hombro ha resultado “gravemente dañado”.

El tigre estará en cuarentena durante 30 días como medida de precaución, según Big Cat Rescue, que defiende que el animal “actuó normalmente debido a la presencia de comida y la oportunidad”.

El incidente se produce precisamente cuando la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó una ley que prohíbe la propiedad privada de grandes felinos y el manejo de cachorros jóvenes.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído