No más Mentiras

Antonio García Fuentes

Pitágoras: «El maestro de Maestros»

Pitágoras: “El Maestro de Maestros”

Se ha llegado a un “estado de vida”, donde a las masas, se les ha inculcado que “el ayer no existe”; y que sólo deben de preocuparse del “mañana”; que el progreso verdadero es “el por venir”; y que todo lo viejo, lo mejor es olvidarse de ello, desecharlo, destruirlo, apartarlo y como hacían los viejos arrieros, en las reatas de burros de carga, de los que vivían; “ponerles anteojeras en las jáquimas, para que aquellos pobres animales, no pudieran ver otra cosa, que lo que frente a ellos aparecía” (desconozco el motivo puesto que entonces yo era niño y no le pregunté a ningún arriero que en aquel tiempo y en mi tierra, eran abundantes). Más o menos, los que dicen gobernar o enseñar a las masas, les ponen “anteojeras” invisibles, pero con igual o peor intención que, aquellas que refiero de los arrieros a “sus burros”
Pero no todo lo que interesa está en “el porvenir”; en el pasado hay grandes enseñanzas y grandes hechos, que se deben enseñar; y sobre todos ellos, “el más famoso y sabio de los libros escritos en este planeta”; o sea, “la lectura y estudio de todas las enseñanzas del libro de la Naturaleza; y la vida, que hay en este minúsculo cuerpo estelar”; considero que ello es infinitamente mucho más necesario, al “mono humano”; que por ejemplo, gastar inmensas cantidades de dinero, en “esa aventura espacial para ir hacia dónde y por pura lógica, nunca podrá ir ese mono”; “al menos mientras tenga las necesidades primarias que vitalmente necesita aquí para vivir.
Por todo ello; hoy dedico mi espacio al “Maestro de Maestros”
Pitágoras, que no dejó escrito nada, pero sí en las almas de sus discípulos (los pitagóricos) que fueron escribiendo sus enseñanzas y por ello nos llegan a la actualidad: Veamos algunas de ellas y luego difundámoslas para que nunca “mueran”. Observemos que muchos de “los grandes”, no escribieron nunca, simplemente hablaron, pero logrando incrustar sus palabras en el alma del oyente.

SU CONSEJO SOBRE RICOS Y POBRES: No aspiréis jamás a la vanidad de ser ricos; contribuiríais a que hubiese más pobres. (En sus consejos a los jóvenes: resto en mi web: en Pitágoras).
SOBRE LA MUERTE Y LA VIDA: No temáis morir. La muerte no es más que una parada en el camino. La verdadera muerte es la ignorancia.
El silencio es la primera piedra del templo de la Sabiduría.
La virtud es filosofía en acción.
No levantes el hacha ante el árbol plantado por tu padre.
La amistad es el vínculo de dos almas virtuosas.
Para presentar a Dios, el sabio escribe la Verdad.
DIOS: Es el orden, la armonía, por la que existe y se conserva el Universo. Dios, es uno; Él no está jamás como algunos piensan, fuera del mundo, sino en el mundo mismo y todo entero en el mundo entero. Dios está en el Universo, el Universo está en Dios. El mundo y Dios no son más que uno. Si se os pregunta ¿Qué es la Naturaleza o Dios?, responded: un círculo cuyo centro está en todas partes y la circunferencia en ninguna. Si se os pregunta ¿Dónde está Dios?, responded: en todo y en ninguna parte. Si se os pregunta todavía: ¿qué es Él?, responded: Dios es el alma de todos los cuerpos y el Espíritu del Universo.
Todos los males que pasan sobre el género humano datan del momento en que formó masas populares.
El sabio no aceptará otro empleo en la república que el de legislador sin misión.
No desesperes de la especie humana; no te desanimes; con el tiempo el barro se convierte en mármol.
Descifra lo que puedas del libro de la Naturaleza, y no te calientes la cabeza con el resto; lo que tú no sepas leer, no te atañe.
Vivir según la Naturaleza es vivir según los dioses.
¡Ministros de la salud!, imitad a Taxaris; este escita, en Atenas, curaba menos con la medicina que con la confianza.
No temas morir, la muerte no es más que una parada.
Si se os pregunta: ¿qué es la muerte?, responded: la verdadera muerte es la ignorancia. ¡Cuántos muertos entre los vivos!
Si se os pregunta ¿en qué consiste la salud?, decid: en la armonía. ¿Y la virtud?: en la armonía. ¿Y lo bueno?: en la armonía. ¿Y lo bello: en la armonía.
Si el bien es más difícil de hacer que el mal, haz el bien, aunque no sea más que para saborear el placer de la debilidad vencida. El bien es tan fácil de hacer como el mal, haz el bien si no quieres quedar sin excusa. El bien es más ventajoso que hacer el mal, serás un insensato si haces el mal.
Sé amable y sabio, todo junto.
La vista de un sabio amable es el más bello de todos los espectáculos.
No hables de Dios en la plaza pública, ni de los asuntos públicos en el templo de Dios.
No hables jamás de la luz del Sol delante de un infortunado privado de la vista, ni de los encantos de la independencia a un pueblo sin instrucción.
¡Hombre sabio! No eres más que una gota de rocío entre las olas margas del océano tempestuoso.
Y por hoy lo dejo aquí; pero todo el que tenga inquietudes, que busque lecturas de los sabios de todos los tiempos; que similares a éste, son sobradamente conocidos; tales como el propio Jesús, Buda, Epicteto, Marco Aurelio, Sócrates, Séneca, Platón, Gandhi; y otros mucho, incluso orientales, que igualmente son muy abundantes; si bien, muchos otros no dejaron apenas “rastros”; y sólo podemos encontrar referencias que de ellos hicieron “otros sabios”.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y
http://www.bubok.es/autores/GarciaFuentes

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Antonio García Fuentes

Empezó a escribir en prensa y revistas en 1975 en el “Diario Jaén”. Tiene en su haber miles de artículos publicados y, actualmente, publica incluso en Estados Unidos. Tiene también una docena de libros publicados, el primero escrito en 1.965, otros tantos sin publicar y mucho material escrito y archivado. Ha pronunciado conferencias, charlas y coloquios y otras actividades similares.

Lo más leído