¡NO ENTIENDEN!

¡NO ENTIENDEN!

 

A mí la Izquierda lecciones de ética, ninguna;

Cuando la da, escasas veces, o la ha oído

En su establo, o ha errado sin fortuna;

No es una opinión mía, que me ha venido

Por casualidad a la cabeza, no, es una

Verdad histórica de las que en el mundo han sido,

Desde la República de Platón, aún vigente,

Aunque no lo sepa quien, siempre que habla, miente,

 

Y, cuando se lo echan en cara, no se defiende,

Contrataca, lanza en boca, con el desafío;

Sabiendo que ya dormir en la Moncloa pende

De un hilo, fiel a lo ¡de perdidos al río!”,

El que se arma Quijote la duda ofende;

Y, ateo, grita ¡cojones!, en vez de … ¡Dios mío!,

Cuando presiente que no son molinos de viento,

Que son gigantes que le están diciendo …  ¡lo siento!;

 

¡Aclárense!: quien provoca con lo de “Marquesa”,

Ánimus injurandi, y no una, varias veces,

Es el Coleta, hecho a arrear en su dehesa

La manada; y, cuando del cúmulo de heces

Que lo cubren, le pone una encima de la mesa

La Marquesa, no lo provoca, -¡y a la mar los peces!-,

Le devuelve la pelota … Rota su estrella,

La amenaza con la sinrazón de una querella;

 

Oyendo a la Izquierda dar lecciones de ética,

Con este catedrático, Rector del Partido

Suma cum fraude, que centra toda su dialéctica

En la mentira, además de tiempo perdido,

Pues con la ética se le va al carajo la estética,

Acaba uno, además de apaleado, jodido

No entienden que echar a rodar como verdad un bulo,

Eso es … ¡confundir las témporas con el culo!.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído