Análisis

Manuel del Rosal: «España: un Sudoku, un cubo de Rubik»

Manuel del Rosal: "España: un Sudoku, un cubo de Rubik"
El Cubo de Rubik. PD

«Los antiguos godos tenían la costumbre de resolver sus asuntos dos veces: una borrachos y otra serenos. De esta forma unían en sus decisiones el atrevimiento y la prudencia»

Los españoles somos muy aficionados a los juegos de azar. Es por eso por lo que, desde que terminó el primer gobierno de Rajoy, hemos convertido a España en un tablero de Sudoku, en un cubo de Rubik

La vorágine de las campañas electorales y de las elecciones ya ha pasado, ahora llega la hora de gobernar. Se supone que los gobiernos de varias cabezas surgidos del aquelarre del resultado de los votos gobernarán pensando en el bien general, pero solo se supone. Los pactos, desgraciadamente, no van a poner sobre el tapete de juego del Sudoku en que hemos convertido a España, las prioridades de España y los españoles primero. Muy al contrario, las prioridades para los distintos partidos serán «sus» prioridades. El motivo de la unión entre los distintos colores del cubo de Rubik que colorea una España esquizofrénica no va a ser el interés general, va a ser el reparto obsceno e indecente del poder, aunque para ese reparto tengan que hacer extrañas e inimaginables coyundas.

Sudokus y cubos de Rubik serán los gobiernos que salgan en ayuntamientos, comunidades y en el gobierno central. Serán bodrios resultado de mezclas con los ingredientes de ideologías e intereses bastardos cocinados en los fogones de la ambición de poder de los que los españoles y España estarán totalmente ausentes. A la hora de encajar, su encaje será peor, mucho peor que el encaje de los Sudokus o cubos de Rubik, pues estos juegos están basados en la lógica matemática, mientras la composición multi partido de los gobiernos central, de ayuntamientos y comunidades responde a intereses espurios y en ocasiones inconfesables.

Habrá gobiernos formados por cinco o seis partidos los cuales se sentarán ante la tarta correspondiente de poder para acordar que porciones de ella le corresponden a cada uno, sin tener en cuenta para nada los intereses generales de los ciudadanos y mucho menos los de España. Y eso lo hemos propiciado nosotros los ciudadanos con nuestros votos, pasando del pérfido bipartidismo al Sudoku y cubo de Rubik político en los que hemos convertido el gobierno central, de comunidades y de ayuntamientos. Debe ser que, al igual que los godos, nosotros los ciudadanos, nos vemos en una perenne borrachera desde el final del primer gobierno de Rajoy, pero sin logran pasar a la prudencia, y es por eso por lo que las decisiones de nuestros votos están tomadas bajo el efecto los vapores etílicos sin el contrapunto de la prudencia.

Tras las fragmentadas elecciones municipales anteriores, Francisco Ibáñez, creador de Mortadelo y Filemón dijo en la feria del libro: «Puedo asegurarles que el resultado de estas elecciones no ha sido cosa de Mortadelo» En estas tampoco. Los Mortadelos hemos sido los españoles.

MARCAS

TODAS LAS OFERTAS DE TU MARCA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas online de tu marca favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído