La incertidumbre política creada por la apusta soberanista de Artur Mas pasa factura

El órdago independentista está hundiendo la economía de Cataluña

La tensión institucional no ha hecho más que crecer desde la aprobación del nuevo estatuto autonómico en 2005

El órdago independentista está hundiendo la economía de Cataluña
España vs Cataluña. PD

Cataluña ha abandonado el papel tradicional de locomotora de la economía española para convertirse, desde algunos puntos de vista, en un auténtico vagón de cola

La incertidumbre política suele factura a la economía y Cataluña no es una excepción a este axioma.

Según un estudio llevado a cabo por Convivencia Cívica Catalana, la tensión institucional existente en Cataluña desde la aprobación del nuevo estatuto autonómico en 2005 (inestabilidad que se ha visto potenciada por la deriva independentista impulsada por Artur Mas) está teniendo unos efectos desastrosos en el tejido empresarial catalán y está provocando que el nivel de vida de los catalanes se resienta.

Como explica A. Rojo en el diario ‘La Razón’ este 10 de octubre de 2013, una de las principales conclusiones que el informe apoya con datos contrastables de fuentes oficiales es que Cataluña ha abandonado el papel tradicional de locomotora de la economía española para convertirse, desde algunos puntos de vista, en un auténtico vagón de cola.

Bajo el título «El declive económico de Cataluña» el estudio analiza 10 parámetros económicos y su evolución durante el periodo que va desde 2005 a 2012. La radiografía que ofrece el informe pone de manifiesto el elevado coste que está pagando la sociedad catalana por la aventura soberanista liderada desde la Generalitat por Artur Mas.

El panorama desvelado en las 38 páginas del documento es especialmente significativo si se compara con la retórica empleada por el nacionalismo catalán, que culpa a la Administración central del Estado de los males que aquejan a la economía catalana.

«El declive económico catalán» demuestra la tesis opuesta. Precisamente para hacer una llamada a la reflexión en la clase política catalana es para lo que este centro de estudios con sede en Barcelona ha elavorado el informe. Éstos son los diez indicadores económicos analizados en el estudio:

  • PIB PER CÁPITA
    De los diez parámetros pormenorizados en el informe, el del Producto Interior Bruto es el más relevante para medir la actividad económica de una región o país. Su relación con la población (el PIB per cápita) es comúnmente utilizado como un indicador fiable del nivel de vida que disfrutan los ciudadanos de una demarcación territorial. Desde el momento de la aprobación del nuevo Estatuto catalán en 2005 el PIB per cápita de los catalanes ha caído un 3,6% respecto a la media española. El índice de Cataluña sobre el resto de España era de 120,8 en 2005. Hoy es de 117,2.
  • PARO
    De los 1.331.000 puestos de trabajo perdidos en España en el periodo que va desde 2005 a 2012, el 24% se han destruido en Cataluña, en concreto 318.000. El dato adquiere toda su relevancia al comparar este 24% con el tanto por ciento de la población española que vive en Cataluña, un 16%. El ratio de comunidades como Madrid o el País Vasco ronda en torno al 5%.
  • COMERCIO EXTERIOR
    Por razones obvias, las regiones fronterizas suelen cosechar los mejores datos de exportaciones en la mayoría de los países. Tal es el caso, por ejemplo, de las regiones francesas limítrofes con Alemania, como la Alsacia o del Franco Condado, donde las exportaciones triplican el ratio de su PIB. Sin embargo, los datos demuestran que el histórico puesto privilegiado que Cataluña mantenía en este punto está en peligro. La pérdida de dinamismo exportador de las empresas catalanas se pone de manifiesto al conocer que, por primera vez desde que existen datos, sus exportaciones han bajado del 25% de las del total de España (24,9%).
  • CREACIÓN DE EMPRESAS
    Otro parámetro en el que Cataluña ha estado tradicionalmente a la cabeza de España es en el de número de empresas creadas, índice fiable para medir el espíritu emprendedor de una región. Madrid ha recogido el testigo de Cataluña como comunidad más emprendedora en España con un 21% de las empresas de nueva creación, por encima del 18,6% de Cataluña.
  • CONSUMO
    El gasto de las economías domésticas, dato fundamental para analizar una economía, habla también a las claras de la abultada factura que los ciudadanos catalanes están pagando por las aventuras soberanistas de Artur Mas y sus socios de ERC. En 2005 los catalanes gastaban tan sólo 175 euros menos que los madrileños de media. Hoy la cifra ha aumentado hasta los 1.670 euros.
  • INVERSIÓN EXTRANJERA
    Tiene sentido que una multinacional no se sienta atraída por Cataluña para abrir una fábrica ante la posible salida de esta región de la EU de cumplirse los sueños independentistas de Artur Mas. Cataluña dejaría de ser una región atractica para que las multinacionales. En el periodo analizado por el estudio de Convivencia Cívica Catalana (2005-2012) Cataluña ha recibido 4 veces menos inversión extranjera que la Comunidad de Madrid, en claro contraste con las cifras publicadas en agosto por el Consejero catalán de Empresa y Ocupación, Felip Puig, que contabilizaban como inversión extranjera real meros anuncios realizados, por ejemplo, por empresas de medios de comunicación.
  • VIVIENDA
    Economistas de todo el mundo estudian en detalle el mercado de la vivienda de un país para valorar el nivel de confianza que existe y la vitalidad general de una economía y su capacidad de crecimiento. Cataluña ofrece un panorama poco alagüeño en este punto también si se contempla su evolución desde que el nacionalismo catalán se embarcó en la actual deriva independentista. Las licencias de nueva obra han bajado en Cataluña desde el 16,4% (un dato alineado con el tanto por ciento de la población española que vive y trabaja en esta región) al 12,9% sobre el total español.
  • DEUDA PÚBLICA
    Cataluña ya era la comunidad autónoma más endeudada de España en 2005, con un 23,6% del total de la deuda autonómica de nuestro país. Tras siete años de más o menos velada pugna soberanista, este porcentaje ha subido hasta el 27,4%. Es también muy significativo reseñar que la mitad (49,7%) de la deuda de toda de las empresas autonómicas se concentra en Cataluña.
  • NIVEL DE VIDA
    Quizá sea el índice de pobreza el más alarmante de los parámetros analizados en el estudio «El declive económico de Cataluña». Desde 2005 la tasa de pobreza ha aumentado un 40,4% en Cataluña, más del doble que en el resto de España: 15,4%. Cataluña tiene, por tanto, el triste honor de liderar la tabla de comunidades autónomas españolas en las que más ha crecido la tasa de pobreza y exclusión social.
  • AUMENTO DE PRECIOS
    Los ciudadanos españoles que han sufrido un encarecimiento de la vida más acusado desde 2005 son los catalanes. La vida es hoy un 25,79% más cara en Cataluña de lo que era el día en que se aprobó el nuevo estatuto, muy por encima del 23,08% registrado de media en toda España.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído