Crítica de la nueva y espléndida serie de Telecinco

‘Señoras del (h)AMPA’ es el pelotazo del año aunque tiene un problema

Maravillosos diálogos, actrices en estado de gracia, mezcla de géneros perfecta y entretenimiento puro

'Señoras del (h)AMPA' es el pelotazo del año aunque tiene un problema

Nos la han vendido como la serie de la temporada y tenían razón. Las ‘Señoras de (h)AMPA’ son de lo mejor que le ha pasado a la televisión patria en mucho tiempo (desde ‘Fariña’, vamos). No es que sea la gran revolución catódica pero funciona a la perfección. Telecinco ha dado en el clavo, por fin, con una serie tan clásica como loca.

¿Qué pasaría si Álex de la Iglesia dirigiera ‘La que se avecina’? Que haría ‘La Comunidad’. Pero si De la Iglesia trabajase codo con codo con Marc Cherry (‘Mujeres desesperadas’) y le consultaran a Fernando Colomo,  a Almodóvar  y a los Javis,  el resultado sería ‘Mujeres del (h)AMPA’’. Bueno, tal vez me he pasado.

'Señoras del (h)AMPA'

La nueva y flamante serie de Telecinco es un popurrí muy digno de referencias locas que consigue lo que muy pocas ficciones españolas llegan a lograr: Mezclar géneros. ¿Y cómo lo hacen? Marcando muy bien el tono, riéndose de todo dios y no olvidándose, jamás, del drama emocional que están contando.

Cuatro mujeres de clase baja, agotadas y destruidas emocionalmente, comenten un crimen sin querer (o queriendo) y es ahí cuando su vida cobra sentido. Si a esto le metemos una niña con Síndrome de Down vestida de la princesa Elsa de Frozen, una hija de puta en silla de ruedas, un niño acosador, una niña cabrona, un tío bueno, una vecina mala a rabiar, unos mafiosos y una escena de masturbación a costa de David Cantero (Informativos Telecinco), pues no podemos pedir más. Bravo. Así de simple.

He gozado de la serie creada por  Carlos del Hoyo y Abril Zamora. Mucho. Es exactamente lo que debería ser un producto para todos los públicos. Es cañera, absurda, te sorprende y cubre todas las generaciones y clases sociales. Cierto es que se basa en una estructura de guión muy conservadora y, en primera instancia, forzada (la unión de de las ‘asesinas’  con la víctima es excesivamente casual).Pero es a mitad del piloto, cuando se comete el crimen, cuando arranca la montaña rusa. Eso es un no parar de escenas tan rocambolescas como aplaudibles.

La trama, en realidad (y por ahora), cae en el pudor. Roza algunas líneas rojas pero no las cruza. Eso sí, hay golpes de guión (ese último chantaje con frigopie incluido) y algunos diálogos (“Su hija es puta”; “vale, pues yo ya se lo digo ahora”) que levantan el producto a base de bien.

Todas las lagunas argumentales se sustentas, principalmente, por ELLAS. Toni Acosta, Malena Alterio, Nuria Herrero y Mamen García, están simplemente sensacionales. Mención especial merece Acosta, en la que es, sin duda, su mejor interpretación. Le han hecho un regalo y lo  ha sabido aprovechar como nadie. Enhorabuena.

Toni Acosta.

¿Qué problema tengo yo con la serie? Que visualmente es un paso atrás. Los decorados cantan a cartón piedra tipo ‘Los Serrano’ Hay problemas de sonido y escenas que, por montaje,  se podrían mejorar (A ese momento de terror a lo ‘Rec’ le falta ritmo).

Lo que me gusta es que ‘Mujeres del  (h)AMPA’ no es pretenciosa. Sus creadores no engolan la voz en ningún momento. Al revés, se nota que han disfrutado, que se han vuelto locos pero mimando siempre a sus personajes. Ese es el truco. Empatizas con ellas a rabiar.

¿Hay series españolas mejores? Miles. ¿’Mujeres del (h)AMPA’ va a ser un éxito? Obviamente. Repito: Hace mucho que no me lo pasaba tan bien con un producto español en abierto. Maravilla cutre, pero maravilla al fin y al cabo.

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído