Greenpeace denuncia «presiones» de la industria automovilística a eurodiputados

La Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo tiene previsto votar este martes una normativa que establecerá estándares de emisión de CO2 para las furgonetas que se vendan en Europa, iniciativa que Greenpeace espera que «salga adelante», pese a «la presión que los fabricantes de vehículos están ejerciendo sobre los eurodiputados», según denunció la organización ecologista.

Según esta ONG, hacen falta «objetivos ambiciosos para garantizar la reducción de la dependencia de Europa al petróleo, reducir las emisiones de CO2 y evitar futuros accidentes como el de la plataforma Deepwater Horizon de BP en el Golfo de México».

Según indica, la propuesta de legislación presentada por la Comisión Europea exigiría a los fabricantes de furgonetas reducir sus emisiones en un 14% entre 2007 y 2016, meta «posible» de alcanzar gracias a los últimos avances tecnológicos.

Greenpeace quiere aprovechar esta votación para denunciar «la presión que los fabricantes de vehículos están ejerciendo sobre los eurodiputados» y para pedirles que «no incluyan en la propuesta de la Comisión Europea lagunas legales que socavarían los ya débiles objetivos de reducción propuestos para 2016 y 2020».

Los ecologistas temen que «den su voto» a medidas que «permitirían a los fabricantes de automóviles seguir produciendo furgonetas de muy altas emisiones, compensándolo con la venta de una cantidad limitada de furgonetas eléctricas y mediante la aplicación de las tecnologías denominadas ‘eco-innovaciones’ cuyos beneficios ambientales ni siquiera se pueden cuantificar».

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

E-READERS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído