La actriz adoptó diez niños y fue madre biológica de otros cuatro

Las trágicas muertes de tres hijos adoptivos de la actriz Mia Farrow

Moses y Soon-Yi la han acusado en numerosas ocasiones de maltratarlos y tres de sus hermanos perdieron la vida en dolorosas circunstancias

Las trágicas muertes de tres hijos adoptivos de la actriz Mia Farrow
Mia Farrow YT

La vida puede complicarse mucho cuando no se tiene claro el objetivo real de la familia, cuando se intenta utilizar a los hijos para saldar nudos personales. Tengas uno, o diez, seguro que todos sufrirán. (Mia Farrow al lado de los desplazados en África).

Entre las muertes de Tam y Taddeus falleció Lark. Muy unida a Soon-Yi -cuya relación con Woody Allen es vista por Moses como «poco convencional, pero una forma de escapar»-, esta aseguró en una entrevista a la revista «New York» que ambas eran tratadas como parte del servicio por su madre (Abusos, maltratos y explotación de Mia Farrow a su hija, la actual esposa de Woody Allen).

Hay sagas familiares en Hollywood que siempre serán foco de nuevas noticias. Este miércoles, Ronan Farrow, el único hijo biológico de Woody Allen y Mia Farrow, deslizaba que podría ser hijo de Frank Sinatra. Una revelación que ha servido a todos los medios británicos para poner el foco en la descendencia de la actriz.

Son 14 los niños que Farrow ha criado a lo largo de su vida: cuatro biológicos -Matthew, Sascha, Fletcher y el ya mencionado Ronan- y diez adoptados -Soon-Yi Previn, Lark Song, Summer Song, Moses Amadeus, Dylan O’Sullivan, Tam, Isaiah Justus, Quincy, Frankie-Minh, Thaddeus Wilk-, una extensa prole. Sin embargo, tres ya no están junto a ella.

Corría el año 2000 cuano falleció Tam, de 21 años. Adoptada por la actriz en febrero de 1992 en Vietnam, la joven era ciega y en un principio, la representante de la intérprete aseguró que su muerte era el resultado de una afección cardíaca, según recoge ABC.

Sin embargo, a principios de este año, Moses publicó un blog en el que aseguraba que su hermana se había quitado la vida tras una pelea con su madre.

«Tam luchó contra la depresión durante gran parte de su vida, una situación acrecentada por el hecho de que mi madre se negó a ayudarla, no veía su enfermedad. Una tarde, después de una gran pelea que terminó cuando mi madre se fue de casa, Tam se suicidó con una sobredosis de pastillas», escribió el joven, «mi madre le diría a todo el mundo que fue un accidente, que Tam no sabía qué pastillas estaba tomando. Pero Tam tenía buena memoria y sabía dónde estaban las cosas. Y, lógicamente, sabía contar».

Según Moses, su hermano Thaddeus podía dar fe de la historia. Pero, en 2016, Thaddeus se quitó la vida disparándose.

«Me duele recordar aquellos casos en los que algunos de mis hermanos, ciegos o discapacitados físicos, eran encerrados en un dormitorio o un armario. Inclusó encerró a mi hermano Thaddeus, parapléjico por la poliomielitis, en un cobertizo al aire libre durante una noche como castigo por una tontería»

Eso narra Moses en el blog.

«Hacíamos la compra para toda la familia. Entre las dos escribíamos una lista de todo lo que necesitábamos, lo pagábamos y lo guardábamos. Y recogíamos a nuestros hermanos en Connecticut, Lark cocinaba y limpiábamos los baños, lavábamos los platos… Cuando Woody empezó a venir a la casa, yo planchaba las sábanas de Mia».

En 2013, Lark estaba a punto de graduarse en Enfermería por la Universidad de Nueva York cuando dejó la carrera al descubrir que estaba embarazada de un preso, según publicó «Vanity Fair» en 2013.

Lark tuvo un segundo hijo antes de morir en 2008 el día de Navidad por complicaciones causadas por el VIH.

«Mi hermana Lark fue otra desgracia. Inició un camino de autodestrucción que la llevó a tener problemas de adicción y a morir en la pobreza a los 35 años, para todos nosotros, vivir con mi madre era una pesadilla si no hacíamos exactamente lo que nos mandaban».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído