Cañizares, el pequeño Quijote de Dios

El cardenal y el ex presidente: un diálogo que hace amigos

En Ávila, se volvió a demostrar que noy hay quien pueda con la Iglesia

Del debate sale reforzado Cañizares y la propia institución que, como siempre desde hace siglos, puede volver a entonar ante el otrora su gran 'enemigo', el célebre non praevalebunt

(José Manuel Vidal).- Es más lo que los une que lo que los separa. El cardenal Antonio Cañizares, ministro de Liturgia del Papa, y el ex presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, mantuvieron ayer, en la Universidad Católica de Ávila, un debate de guante blanco. Con más coincidencias que divergencias. Aunque con una diferencia de fondo.

Cañizares preconizó como piedra angular de la convivencia social la ley natural (naturalmente, interpretada por la Iglesia católica), mientras el político socialista le concedió a la declaración universal de los Derechos Humanos ese papel primordial en las democracias.

Para leer el artículo completo, pinche aqui

 

Te puede interesar

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído