Varios de los destinatarios eran encargados directos de investigar sus abusos

McCarrick distribuyó 600 mil dólares entre cargos eclesiales para que guardaran silencio

McCarrick distribuyó 600 mil dólares entre cargos eclesiales para que guardaran silencio
El papa Francisco saluda efusivamente al excardenal Theodore McCarrick. Vatican Media

Durante casi veinte años, el ex cardenal Theodore McCarrick distribuyó discrecionalmente ‘regalos’ en metálico entre cargos eclesiales, incluidos algunos responsables de examinarle de sus abusos sexuales.

Según un reportaje del periódico The Washington Post, McCarrick entregó más de 600 mil dólares a eclesiásticos, empleados del Vaticano, asesores papales e incluso a Juan Pablo II y Benedicto XVI.

Un centenar de los beneficiarios de las cantidades entregadas por el purpurado estaban directamente implicados en la valoración o tramitación de las acusaciones sobre abusos del que fuera arzobispo de Washington. Los registros contables van desde 2001 hasta 2018, cuando el papa Francisco prohibió a McCarrick ejercer su ministerio por las acusaciones de abusos probadas contra él.

Todas las cantidades salían de una discreta cuenta bancaria de la Archidiócesis considerada como ‘Fondo Especial del Arzobispo’ en el que ingresaba las donaciones de diferentes bienhechores. La contabilidad refleja que McCarrick envió a Juan Pablo II unos 90 mil dólares y a Benedicto XVI 291 mil dólares, 250 mil de ellos en un único cheque en mayo de 2005, un mes después de la muerte del papa polaco.

Algunos testimonios señalan, además, que estas entregas se hacían a través del entonces Secretario de Estado, Angelo Sodano. Un portavoz del cardenal Leonardo Sandri, que según los papeles habría recibido 6.500 dólares, ha señalado que estos ‘regalos’ «nunca tuvieron ningún efecto en la toma de decisiones del cardenal como funcionario de la Santa Sede».

Estos registros contables se encuentran entre el material remitido por la Archidiócesis al Vaticano para preparar un informe completo que debería ver la luz próximamente. Consultada la propia diócesis ha confirmado que los fondos de esa cuenta «vinieron de donaciones enviadas personalmente al Sr. McCarrick para que las dirigiera a su entera discreción» y que «durante su permanencia en Washington, McCarrick hizo contribuciones a muchas organizaciones caritativas y religiosas y a miembros del liderazgo de la Iglesia».

La cuenta bancaria llegó a tener 6 millones de dólares en los 17 años que el prelado estuvo al frente de la Archidiócesis.

Según The Washington Post, la capacidad de recaudación de McCarrick era muy conocida, y en los años al frente de la diócesis dio millones de dólares del fondo a organizaciones benéficas católicas en Estados Unidos y en Roma, así como a oenegés de países empobrecidos.

Paralelamente, se registran casi 200 cheques enviados a diferentes clérigos, incluyendo más de 60 arzobispos y cardenales. Donaciones que coinciden con la difusión de las acusaciones de abusos a menores primero en círculos eclesiásticos de Estados Unidos y posteriormente llegando al Vaticano –que llegó a enviar un aviso en 2006 firmado por el propio Sandri, oficial de la Secretaría de Estado por entonces–.

Entre los nombres propios están el cardenal Angelo Sodano, que recibió 19.000 dólares entre 2002 y 2016, según los registros; el nuncio en Estados Unidos Gabriel Montalvo –fallecido en 2006–, que recibió 3 cheques de unos 5.000 dólares; y el funcionario vaticano Joseph Augustine Di Noia –dominico estadounidense que evaluaba las reclamaciones por abuso sexual– recibió 6 cheques de un total de 9.500 dólares. Este último ha señalado que el dinero fue una ayuda por los gastos del traslado o una ofrenda navideña.

También figuran en los ‘papeles de McCarrick’ el secretario de estado Tarcisio Bertone, que recibió siete cheques por un valor total de 7.000 dólares; el cardenal Fernando Filoni recibió 3.500 dólares hasta el 2013 y otros funcionarios menores de la Secretaría como el arzobispo americano Peter Wells que recibió 2.500 dólares y algunos sacerdotes asistentes de los papas. Incluso el cardenal Pietro Parolin recibió 1.000 dólares de McCarrick en 2013 tras su nombramiento como secretario de estado del Vaticano.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído