Es la primera propuesta latinoamericana por encima de los gobiernos de cada país

El CELAM reflexiona sobre la raíz católica del Bicentenario

Señala además el papel importante que tuvo la mujer en la reorganización de los antiguos virreinatos

El CELAM reflexiona sobre la raíz católica del Bicentenario
Monseñor Baltazar Porras, secretario del CELAM.

(Patricio Downes) El CELAM destacó el papel de la Iglesia Católica y de la mujer americana en el proceso revolucionario que se desarrolló de 1808 a 1811 en la Argentina y otros siete países desembocando en su independencia del Rey de España. La Argentina recuerda ese bicentenario este martes con diversos actos, mientras que para el Celam fue motivo de un Seminario sobre el Bicentenario de Independencias, en Colombia. La unidad que no se propusieron los gobiernos del antiguo Virreynato del Río de la Plata y del Alto Perú, fue logrado por la Iglesia Católica en una reflexión común y esperanzadora.
El objetivo de este encuentro, según el CELAM, es posicionar a la Iglesia, como institución fundante , en cada uno de estos países y ver todo el aporte cultural que la iglesia realizó en ese momento, todo el sustrato cultural que está detrás de esos acontecimientos y en este sustrato, el aspecto religioso de manera particular, el aspecto de la fe»
En mayo y agosto de 1809 Bolivia y Ecuador fueron los primeros países en formar juntas que adherían al rey de España, pese a la intervención francesa. Lo mismo hicieron en 1810 las actuales jurisdicciones de Argentina, Chile, México, Venezuela y Colombia, y en 1811, Paraguay, con distinto sesgo libertario según cada capital americana.
Monseñor Baltazar Enrique Porras Cardozo, Arzobispo de Mérida en Venezuela y primer Vicepresidente del CELAM, se refirió a este momento histórico, que se celebra a tres años de la conmemoración de la V Conferencia General de Obispos, que se realizó en Aparecida, Brasil, del 13 al 31 de mayo del 2007.
En su país, como primer vicepresidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, monseñor Baltazar Porras, dijo que los programas gubernamentales Guerrilla Comunicacional y Milicias Bolivarianas son parte de una visión «distorsionada» de la celebración del Bicentenario de la Independencia.
En entrevista para un circuito radial, según reprodujo Primicias 24, Porras señaló «en vísperas del 19 de abril, estemos hablando de formar milicias y pasar revista cuando estamos a las puertas de un acontecimiento que marcó las puertas de la libertad y de la independencia son una interpretación distorsionada, una perversión y significa tratar de llevar fuera de la verdad a los hechos».

Del programa, en el que participan Argentina, Chile, Paraguay, Venezuela, Colombia, Ecuador, Bolivia, México, se reflexionó sobre la celebración del bicentenario de Bolivia, Ecuador, Argentina, Chile, Colombia, México, Paraguay y Venezuela, el CELAM, ha convocado a un encuentro de reflexión y profundización, sobre el significado del bicentenario y el aporte de la Iglesia en el desarrollo histórico de nuestros países.
Porras, primer vice-presidente del CELAM, celebró la misa inaugural del seminario bicentenarios de independencias, que se realiza en la sede de la Conferencia Episcopal de Colombia. Luego, monseñor Leopoldo González González, obispo auxiliar de Guadalajara y Secretario General del CELAM, manifestó la importancia de celebrar este acontecimiento histórico, en el que debemos «reconocer el papel de la mujer, ellas cumplieron un rol preponderante en la época de la independencia, en las batallas y en las urbes; muchas de ellas patrocinaron tertulias donde se discutían las ideas de libertad».
El secretario general del CELAM, subrayó que «lo que deseamos es unificar la memoria histórica de nuestros pueblos, vivir estos bicentenarios como memoria del pasado y profecía del futuro. Nuestra mirada se dirige al futuro con ojos de esperanza, para contribuir al servicio de la unidad y fraternidad de los pueblos.
Por su parte, el doctor Rodrigo Guerra, director del Centro de Investigación Social Avanzada, en México, nombrado moderador de este evento, afirmó la importancia de referirnos al bicentenario, teniendo en cuenta, desde la Iglesia, tres grandes lineamientos: «un anhelo antropológico, inspiración evangélica, pensamiento moderno-ilustrado, de la realidad latinoamericana»; asimismo, recordó la importancia que sea el CELAM quien convoque a este encuentro de reflexión histórico, en donde se tendrá una reflexión sobre el «bicentenario, ocasión privilegiada para recuperar el pasado, comprender el presente y prepararnos para el futuro.

La mirada de la Iglesia requiere del aporte científico, de la historia pero la forma cómo lo debe asimilar es desde la fe; desde la fe, desde la certeza de un acontecimiento histórico que hoy sigue presente, con una pregunta de fondo: ¿Qué ha significado la presencia de Jesucristo en el pasado? ¿Qué nos pide Jesucristo en el presente? El CELAM, desea realizar una contribución reflexiva a la conmemoración del bicentenario de la independencia de las ocho naciones latinoamericanas que particularmente durante el presente año, celebran este importante hito de su itinerario histórico».

De esta manera, esta reflexión se prolongará hasta el sábado, cuando se tendrá una síntesis del programa, en el que participan Argentina, Chile, Paraguay, Venezuela, Colombia, Ecuador, Bolivia, México. Con motivo de la celebración del bicentenario de Bolivia, Ecuador, Argentina, Chile, Colombia, México, Paraguay y Venezuela, el CELAM, ha convocado a un encuentro de reflexión y profundización, sobre el significado del bicentenario y el aporte de la Iglesia en el desarrollo histórico de nuestros países.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído