El arzobispo de Santa Cruz, Bolivia, fue operado este año del corazón, por segunda vez

El cardenal Terrazas se recupera de una operacion de cataratas

Fue en el ojo derecho, donde además se le implantó una lente intraocular blanda. Ya lo habían operado del ojo izquierdo.

El cardenal Terrazas se recupera de una operacion de cataratas
Cardenal Julio Terrazas, arzobispo de Santa Cruz, Bolivia.

(Patricio Downes) El cardenal Julio Terrazas se recuperaba este miércoles de una operación en el ojo derecho que se le practicó en el Instituto del Ojo Molina. Es la segunda de este tipo que se le realiza al cardenal boliviano, a quien ya se le practicó una similar en el ojo izquierdo, también exitosa.
En cuanto a su salud, hace un año y medio sufrió una insuficiencia coronaria aguda y, según informó Radio Fides, volvió a padecer un problema cardíaco a principios de este mes y se recuperó luego de ser atendido de urgencia en la Clínica INCOR.
La misma fuente señaló que el cardenal se desvaneció, pero volvió a su actividad luego de dos días de reposo, informó el vocero de la Arquidiócesis de Santa Cruz, padre Marcial Chupinagua.
Según Radio Fides «es la tercera vez que su eminencia sufre de problemas del corazón la más reciente fue en Enero de 2010 que lo llevó a recibir su tercera intervención quirúrgica con bypass. En aquella oportunidad el Cardenal Terrazas se mantuvo alejado de sus actividades por más de 2 meses».
Ahora, para ser atendido de su afección de cataratas, el arzobispo de Santa Cruz de la Sierra fue operado por el cirujano oftalmólogo Rafael Molina, con el apoyo de los especialistas Carlos Chávez, Enrique Conde, Líder Mercado y Juan Pablo Maiser.
Fue una operación de catarata con implante de lente intraocular blando, por el método de facoemulsificación ultrasonido, explicó Molina. Hace cinco meses el cardenal fue operado del ojo izquierdo por el mismo motivo. Molina comentó que esta vez el prelado se mostró más tranquilo. «Durante la operación nos estuvo hablando de Dios, dijo que el equipo médico sólo era un instrumento de Dios. Estamos orgullosos», dijo.
El secretario de cabecera del cardenal, el sacerdote Juan Carlos Puma, expresó que todos quedaron sorprendidos por la confianza depositada del cardenal en los médicos bolivianos, pues en Alemania especialistas se ofrecieron a operarlo, pero él no aceptó.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído