En Roma, el cardenal argentino celebró una mia en la Iglesia Nacional Argentina

Sandri rogó que la muerte de Kirchner no frene a la Argentina

Asistieron los embajadores ante el Vaticano, Juan Pablo Cafiero, e Italia, Torcuato Di Tella

Sandri rogó que la muerte de Kirchner no frene a la Argentina
Cardenal Leonardo Sandri, prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales.

(Patricio Downes) Pidió fortaleza para la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner y rogó que la muerte de su esposo Néstor «no sea un freno» para el país. Así se refirió el cardenal argentino Leonardo Sandri, prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, al fallecimiento del ex mandatario de 2003 a 2007, diputado, presidente del gobernante Partido Justicialista que fundó Juan Domingo Perón y secretario de la Unión de Naciones de América del Sur (Unasur).
Sandri celebró una misa para pedir por «el alma» de Néstor Kirchner, a quien definió como un «apasionado por la política», en la Iglesia Nacional Argentina frente a la Piazza Buenos Aires de Roma.
Rogó a que otorgue «fortaleza» a la presidenta Cristina Fernández, informaron fuentes diplomáticas consignadas por el diario Clarín de Buenos Aires.
«La desaparición instantánea de una personalidad de envergadura afecta e impacta dolorosamente a todos los que forman parte de una nación, cualquiera sea su opción política», aseguró el purpurado en su homilía.
Asistieron al oficio religioso los embajadores argentinos Juan Pablo Cafiero, ante la Santa Sede, y Torcuato Di Tella, en Italia, otros embajadores latinoamericanos, diplomáticos y argentinos residentes en Roma.
Sandri consideró que la muerte sorpresiva del ex presidente Kirchner configuró «un golpe existencial que cuesta aceptar con resignación y entereza», y destacó que «la pena y la sensación de desamparo» no sólo pertenecen a la Presidenta y a sus familiares «sino a todos los argentinos, por encima de las diferencias políticas y partidarias».
El purpurado argentino rogó por Fernández de Kirchner, a fin de que la muerte de su marido no signifique «un freno o un stop para nuestra patria», y pidió «al Señor que conceda a nuestra patria servidores públicos que se dediquen a los demás, especialmente a los más necesitados».
«Que la Virgen de Luján interceda por el ex presidente Kirchner y acompañe a su esposa, a sus familiares y a todos los argentinos», pidió. El cardenal concelebró con el arzobispo Giuseppe Laterza, de la Secretaría de Estado del Vaticano; el rector del templo argentino, presbítero José María Recondo, y otros seis sacerdotes connacionales.
Los ministros Rodolfo Norton (Santa Sede) y Eduardo Varela (gobierno de Roma) también ocuparon el púlpito para leer pasajes religiosos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído