Monseñor Vargas: "Un signo que hay que valorar en toda su grandeza"

Iglesia chilena agradece el ‘mea culpa’ de Bachelet por las injusticias contra el pueblo mapuche

La Presidenta se disculpa por los "horrores" del pasado e inicia Plan de Desarrollo para La Araucanía

Iglesia chilena agradece el 'mea culpa' de Bachelet por las injusticias contra el pueblo mapuche
La presidenta chilena, Michelle Bachelet, con mujeres mapuche Santiago Times

Faltaba este gesto, esto puede ser muy alentador para todos nosotros y el inicio de un camino que puede llegar a una auténtica justicia

(C.D./RV).- «Un signo que hay que valorar en toda su grandeza». De esta forma ha calificado el obispo de Temuco, Héctor Vargas, las disculpas que la presidente chilena, Michelle Bachelet, ha ofrecido al pueblo mapuche por «los errores y horrores» que el Estado ha perpetrado contra ellos.

«Yo creo que cuando la Jefa de Estado y en nombre del país pide perdón públicamente a los pueblos originarios, de manera particular en esta ocasión al pueblo mapuche, por toda esta relación que ha habido entre ellos en los últimos 150 años, me parece que es un gesto, un signo que hay que valorar en toda su grandeza y que tiene que ver con las políticas de reconocimiento, sin lugar a dudas», opinó Vargas.

El también presidente de la Comisión para la causa Mapuche en mesa de diálogo por La Araucanía comentaba así la intervención que ofreció Bachelet el pasado 23 de junio, cuando la mandataria entregó simbólicamente a todo el pueblo chileno el esperado «Plan de Desarrollo y reconocimiento de La Araucanía» con el cual se pretende poner fin al histórico conflicto entre el Estado y el pueblo mapuche.

La ceremonia se llevó a cabo en el Palacio de La Moneda y contó con la presencia de varios ministros de Estado, los miembros de la Comisión Asesora y representantes de comunidades Mapuche.

 

 

El Estado pide perdón

«En mi calidad de Presidenta de la República, quiero solemne y humildemente pedir perdón al pueblo Mapuche por los errores y horrores que ha cometido o tolerado el Estado en nuestra relación con ellos y sus comunidades», declaró Bachelet.

La Presidenta chilena reconoció asimismo «el dolor y las pérdidas que han afectado a todas las demás víctimas de la violencia rural en la región» y pidió «perdón por aquellas veces que como Estado no supimos asegurar la paz y proteger su integridad».

«Sabemos que el gobierno trabajó el informe de la Comisión asesora durante cuatro meses, para llegar finalmente a la respuesta que ha dado hoy la Presidenta», comentó por su parte el Obispo de Temuco, agregando que «falta ahora conocer todo el resto de las propuestas. En varios de los temas sensibles, creo que constituye un avance que es importante valorar«.

Un gesto alentador

El Plan apunta al reconocimiento constitucional del pueblo Mapuche y al desarrollo productivo y la ampliación de los programas de indemnización para las víctimas de la violencia.

Monseñor Vargas concluyó diciendo: «Creo que faltaba este gesto, esto puede ser muy alentador para todos nosotros y el inicio de un camino que puede llegar a una auténtica justicia».

 

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído