"Los que llegan a Ceuta y Melilla están convencidos de que no tienen nada que perder"

Amigo: «El problema de la inmigración no se resolverá nunca»

Defiende la exhumación de cadáveres de fosas comunes de represaliados por el franquismo

Carlos Amigo Vallejo, cardenal y arzobispo emérito de Sevilla, ha afirmado que el problema de la inmigración «no se resolverá nunca» ni en la frontera de Melilla ni en la de Ceuta porque quienes lo intentan «están convencidos de que no tienen nada que perder», toda vez que defiende que la solución está en los países de origen, donde «hay que hacer que estas personas puedan vivir con dignidad«.

Amigo Vallejo ha hecho estas declaraciones en el transcurso de una entrevista en Canal Sur Televisión, recogida por Europa Press, con motivo de la presentación de su reciente obraUn aire nuevo’, una crónica que desmonta los mitos que se han generado alrededor de la figura del Papa Francisco. En la misma, también ha sido cuestionado sobre las causas de la pobreza, a lo que ha respondido que son la «injusticia» y «la falta de reconocimiento de los derechos fundamentales de las personas, no solo los recogidos en la carta de Derechos Humanos sino incluso aquellos que van más allá de la justicia».

«Las personas necesitan cariño, afecto, tener una persona cerca», es decir, «poner a esa persona pobre como el sujeto primordial de los derechos de las personas». Al hilo de lo anterior, y sobre los datos de Save the Children que afirman que uno de cada tres niños en España están en riesgo de pobreza grave, ha lamentado que «grave y en aumento» y ha calificado de «sorprendentes» estas cifras.

Por otra parte, y cuestionado sobre si la Iglesia española tenía que haber pedido perdón en torno a la dictadura de Franco al igual que ha hecho el Papa Francisco sobre algún comportamiento del último periodo de la dictadura argentina, Amigo Vallejo ha respondido que «lo ha hecho en varias ocasiones», pero, añade, «dar golpes de pecho en el pecho de los demás es lo más fácil del mundo«.

Así, agrega que «uno tiene que reconocer sus debilidades y sus defectos», pero «tener un sentido de actualidad» y «aprovechar lo bueno que hayan dejado» para acabar con las «injusticias». Al respecto, y acerca de la exhumación de cadáveres de fosas comunes, asegura que «es muy lógico y muy justo» que las personas que han perdido a un familiar pueden exhumarlo.

Al hilo de lo anterior, también ha sido cuestionado sobre las palabras del cardenal arzobispo de Madrid Antonio María Rouco Varela en el funeral de Estado por Adolfo Suárez, donde llamó a superar las actitudes que causaron la Guerra Civil y que la pueden causar en la actualidad, un asunto sobre el que ha respondido que «no se refería a un enfrentamiento inmediato en España». Pero, agrega, «estamos asistiendo a la cuestión de la regiones, las desigualdades sociales o la corrupción, que es una lacra que lleva a la gran desconfianza hacía los que tenemos responsabilidades públicas y tenemos que dar ejemplo».

Asimismo, y sobre el libro ‘Cásate y sé sumisa’, de la italiana Costanza Miriano, editado por el Arzobispado de Granada, y del que la Fiscalía ha archivado la investigación, Amigo Vallejo afirma que «lo que tendría que haberse evitado es el título» porque «en el contenido no hay este juicio tan negativo» sobre las mujeres, aunque y sobre ciertas afirmaciones que contiene este volumen, asegura que «no hay que defender lo indefendible».

Finalmente, el cardenal aseguró que no le resultan «indiferentes» problemas como el de la Corrala Utopía tras 28 años en Sevilla y porque conoce «el problema de vivienda» en esta ciudad, pero reconoció que lo que más le duele es que se aprovechen estas ocasiones «para tirarse piedrecitas unos a otros y no unirse para solucionar problemas que nos afectan a todos».

En una entrevista a Canal Sur Televisión, añadió que esto «sí le causa desasosiego» y advirtió que «el día en que los partidos políticos y las fuerzas sociales se unan y miren a las personas a las que hay que ayudar, ese día se habrá dado un paso enorme». No obstante, pidió no caer «en el derrotismo de pensar que todas las personas son corruptas y que miran sus intereses».

Sobre que los vecinos de la Corrala se metieran en la Catedral y fueran desalojados, dijo que «otra cosa es que se cerraran las puertas cuando venían» y añadió que «encerrarse en la Catedral para reivindicar derechos indica un fracaso muy grande de los comités de empresa, de los sindicatos y de los parlamentos«.

(RD/Agencias)

 

Te puede interesar

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído