Desafían a Francisco al querer imponer su visión de la "reforma auténtica", en la Iglesia y la política

Las tres B que acosan al Papa: Busch, Bannon y Burke

Desde EEUU a Europa, crece el peligro de que los ultras acaben provocando un cisma

Las tres B que acosan al Papa: Busch, Bannon y Burke
De izquierda a derecha: Busch, el Papa, Burke y Bannon RD

Faggioli: "La Iglesia en los EEUU tiene que aunarse para encontrar un camino para la reforma y una unidad nueva... Las iniciativas partisanas solo harán que empeoren los problemas"

(Cameron Doody).- Los católicos ultraconservadores están aprovechando el vacío de poder en la Iglesia estadounidense y europea a cuenta de la crisis de abusos para imponer su visión rigorista de la fe. Eso es lo que desprende de las noticias de que el ala más extremista del catolicismo en los EEUU ha organizado una conferencia sobre la «reforma auténtica», por un lado, y de que el cardenal Raymond Burke, líder de la oposición al Papa Francisco, está colaborando en la fundación de un movimiento político de la extrema derecha en Europa, por otro.

La conferencia sobre la «reforma auténtica» de la Iglesia la organiza el Napa Institute, fundado por el abogado multimillonario Timothy Busch, quien se ha convertido en una de los críticos más feroces del Papa Bergoglio, dando alas al alegato del arzobispo Carlo Maria Viganò desde el portal del que es director, el National Catholic Register.

Tal y como recoge el National Catholic Reporter, el Napa Institute se ha inventado un programa de «reforma» bien distinto a las prioridades que ha fijado Francisco y la Iglesia de a pie, por no decir ceñido a la ideología del ultraliberalismo. «La Humanae vitae como una carta para la reforma», «Purificar al clero» y «El problema de la homosexualidad» son algunas de las ponencias agendadas para el evento del 2 de octubre próximo, al que costará 500 dólares estadounidenses asistir (hotel aparte) y que contará con la participación de todo un elenco de voces anti-Bergoglio, incluyendo la del ex-Prefecto de Doctrina de la Fe, el cardenal Gerhard Müller.

Algunos de los comentaristas más prestigiosos de la actualidad eclesial estadounidense han arremetido contra Busch y su asesor eclesial Charles Chaput, arzobispo de Filadelfia, por haberse arrogado a su iniciativa privada la idea de una «reforma auténtica».

«La Iglesia en los EEUU tiene que aunarse para encontrar un camino para la reforma y una unidad nueva», dijo al Reporter Massimo Faggioli, profesor de teología y estudios religiosos en la Universidad Villanova de Pensilvania. «Las iniciativas partisanas solo harán que empeoren los problemas», añadió este experto, observando la conferencia del Napa Institute «es exactamente lo opuesto» a los «momentos sinodales» de discusión colectiva que pide para la Iglesia el Papa Francisco. «No hay nada» en la conferencia, prosiguió Faggioli, «que pueda considerarse una ‘reforma'». «Debería llamarse ‘estatus quo'», zanjó.

Por su parte, el profesor de estudios religiosos en la Universidad Fairfield, Dan Cosacchi, coincidió con Faggioli en que el problema principal de la conferencia del Napa Institute es el «clericalismo» que promueve. Es más, a diferencia de la que se promueve en esta conferencia «la verdadera reforma siempre busca mantener la comunión de la Iglesia por encima del cisma o del faccionalismo», explicó Cosacchi, añadiendo que además de un «catolicismo nacionalista» nota también un elemento de elitismo en el coste elevado de inscripción.

Busch


El cardenal Burke colabora con el ex-asesor de Trump, Steve Bannon, en su «Movimiento» anti-europeo

Por su parte, el cardenal ultra Raymond Burke ha confirmado a Reuters que actualmente se encuentra trabajando «para promover un número de proyectos que deben marcar una contribución decisiva a la defensa de lo que antes se llamada la cristiandad«. Entre dichos proyectos, está el «Movimiento» político populista con el que el ex-asesor de Donald Trump, Steve Bannon, apoyará a los partidos europeos de extrema derecha en las próximas elecciones europeas.

El purpurado estadounidense Burke -en teoría el Patrono de la Orden de Malta, pero en realidad apartado de cualquier papel en la organización desde la llegada del Papa, cardenal Angelo Becciu- ha admitido estar en «comunicación» con Bannon acerca de la organización del «Movimiento», que pretende acabar con la Unión Europea por su postura demasiada blanda con los inmigrantes y refugiados. El eje de la colaboración entre Bannon y Burke es el Instituto ‘Dignitatis Humanae’, con sede en el ex-monasterio de Trisulti, en Collepardo, muy cerca de Roma. Institución en la que Bannon es asesor y Burke presidente del consejo consultativo, y que se describe como «una academia por el Occidente judeocristiano».

El director del Instituto, Benjamin Harnwell, confirmó a Reuters que pretende poner en marchas dos programas con la ayuda de Burke y Bannon: uno de liderazgo para católicos ultraconservadores que aspiran a ocupar cargo políticos, y otro para la defensa de la vida, también con la colaboración del cardenal Renato Martino.

Bannon y Burke

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído