Miranda, Arda y Leo superan el 'síndrome Hulk'

El Atlético de Madrid va en serio en la Champions y enseña los dientes

El equipo de Simeone se impone en el Calderón al Zenit (3-1) primero por juego y después por fe

Simeone resalta la diana del jugador turco como un símbolo: “Eso es lo que sentimos por el juego”

El himno de la Champions sonó como nunca en el Vicente Calderón y el Atlético honró con creces su regreso a la mejor competición europea.

Los de Simeone superaron en su estreno al Zenit en un partido tan duro como se esperaba pero donde exhibió autoridad, mostró su capacidad de reacción y ofreció un amplio repertorio de soluciones (sobre todo estrategia) para resolver situaciones inesperadas.

El primer triunfo rojiblanco en Copa de Europa confirma las magníficas sensaciones en la Liga de un equipo dispuesto a ampliar su dimensión en este enorme desafío.

Encontrar una rendija en la guarida del Zenit, protegida con hasta siete futbolistas, resultó una tarea ardua que requería paciencia, desborde, profundidad y soluciones alternativas ante la impenetrabilidad rusa.

Koke, omnipresente todo el choque y MVP del partido para la UEFA, dirigió las hostilidades y se empeñó en agitar al rival pertrechado atrás ante el que no había forma de meter mano. Juanfran y Filipe Luis penetraron bien, pero Villa parecía aislado entre tanto adversario.

En esa tesitura, Arda Turan fue otra de las mejores opciones colchoneras que sin embargo no daban el fruto apetecido. Sólo los arranques del temible Hulk o alguna contra rusa parecían hacer peligrar el plan del Cholo.

Hubo que madurarlo y no desesperarse, así que el equipo se armó de paciencia y en el límite del primer acto la estrategia tuvo premio.

Koke de nuevo sacó un córner de memoria que Miranda cabeceó a gol en el primer palo. La jugada no es nueva, se ganó así la Copa del Rey al Madrid, y otra vez más permitió abrir la lata rusa.

La reanudación resucitó a uno de los fantasmas que persigue al Atlético en Europa y después de una acción salvadora de Courtois, Hulk aprovechó un pasillo de desconciertos y errores de marca para igualar de un zapatazo.

El larguero posterior de Kerzhakov espoleó a los rojiblancos definitivamente. Arda acumuló responsabilidad y en otro centro al área de Koke y tras varios rechaces el balón le rebotó en el turco para deshacer el empate injusto.

Adrián trató de anular su particular ‘expediente x’ y fue a más, sin embargo quien remató al Zenit y culminó una noche de alegría en el Calderón fue Leo Baptistao. Entró, tocó y mojó.

ATLÉTICO, 3 – ZENIT, 1

  • Atlético: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe Luis; Gabi, Mario Suárez; Turan (Raúl García, m.87), Koke (Cristian Rodríguez, m.89), Adrián (Baptistao, m.79); y Villa. No utilizados: Aranzubia, Insúa, Alderweireld y Guilavogui.
  • Zenit: Lodygin; Smolnikov, Lombaerts, Luís Neto (Shatov, m.46), Hubocan, Ansaldi; Zyryanov (Arshavin, m.75), Witsel; Hulk (Bystrov, m.85), Kerzhakov y Danny. No utilizados: Yegor, Lukovic, Fayzulin y Tymoschuk.
  • Goles: 1-0. M. 40. Miranda. 1-1. M. 58. Hulk. 2-1. M. 64. Arda Turan. 3-1. M. 80. Leo Baptistao.
  • Árbitro: W. Collum (Esc). Amonestó a Godín, Lombaerts, Smolnikov, Hubocan y Hulk.
  • Unos 40.000 espectadores en el Calderón.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído