Historias

Así era el aspecto que tenían las 7 Maravillas del mundo antiguo en su máxima plenitud

Así era el aspecto que tenían las 7 Maravillas del mundo antiguo en su máxima plenitud
Coloso de Rodas RS

La historia está repleta de grandes monumentos que se perdieron o de los que queda muy poco de ellos. —¿Sabes cómo los antiguos egipcios consiguieron pagar y construir las costosas pirámides?–

¿Qué es lo primero que haces antes de preparar un viaje? Lo más normal es que mires en Internet buscando destinos, consejos y cosas por el estilo. Antes del poder de Internet, la gente tenía que descubrirlo casi todo de primera mano, y la opción de compartirlo en redes sociales no existía, según sq. Los antiguos turistas se valían de otros medios, y así se entiende la importancia de la famosa lista de «las 7 maravillas del mundo». –La misteriosa piedra de la pirámide de Giza que enfrenta a Escocia y Egipto–

Se trataba de una lista con los más grandes ejemplos de genial ingeniería y notable arquitectura creada por varios autores helénicos, y aparece en guías y poemas de los siglos II – I a.C. Entre estos autores se encuentran Filo de Bizancio, Herodoto, Calímaco de Cyrene y Antípatro de Sidón. Pero mejor que hoy en día no bases tus vacaciones en esta icónica lista, o te llevarás un chasco: de todas ellas, la única que sobrevive es la Gran pirámide de Giza.

Sin embargo, Budget Direct decidió dar la oportunidad de visitar estas majestuosas estructuras a través de representaciones 3D fotorrealistas. Tras una gran investigación, estos diseñadores arquitectónicos –Keremcan Kirilmaz y Erdem Batirbek-, guiados por el director artístico de NeoMam y los artistas de Fractal Motion, crearon unas realistas recreaciones de las 7 Maravillas en los tiempos de su plenitud.

«Nuestra meta era inspirar a la gente para redescubrir las maravillas del mundo antiguo largamente olvidadas. Queremos despertar la curiosidad que los viajeros y de los usuarios de Internet también, mostrando áreas del mundo que quizá no conocían y no habían considerado visitar. Nos centramos en dar vida a estas reliquias para que se hagan una idea del aspecto que tenían en sus buenos tiempos. El resultado son 7 bellas reconstrucciones de estas estructuras únicas ante tus ojos», contaron dijeron los autores del proyecto.

Coloso de Rodas.


El Coloso era una triunfal estatua de más de 30 metros del dios griego Helios, construida sobre el puerto Mandraki de Rodas, sobre unos pedestales de mármol de 15 metros, que permitía que los barcos pasaran entre sus piernas. Fue construido con los restos fundidos del arsenal del ejército chipriota, derrotado en aquel entonces. Era un símbolo de unidad y Cares de Lindos tardó 12 años en esculpirlo, comenzando en el 304 a.C. Por desgracia, a pesar de su tamaño, esta maravilla no pudo soportar un potente terremoto que ocurrió 56 años después. La estatua aguantó un milenio en declive, hasta la invasión árabe, en la que el califa musulmán Muawiyah ordenó fundirla y vender los restos.

Gran Pirámide de Giza

  

Hoy en día, los edificios más altos no hacen más que superarse cada mes, y ya no impresiona a nadie. Pero el hombre tardó hasta el siglo XIX en construir un edificio más alto que la Gran Pirámide de Giza, que ha sido la estructura humana más alta durante más de 4000 años. Esta pirámide de 128 metros se construyó en 13 acres como tumba para el emperador Khufu en el año 2560 a.C. Hasta 100.000 egipcios participaron en su construcción, y se necesitaron 2,3 millones de bloques de piedra, cuyo peso oscilaba entre las 2,5 y 15 toneladas cada uno. Es la única maravilla que queda en pie para ser visitada por los turistas de hoy en día.

Jardines colgantes de Babilonia

 

No se sabe a ciencia cierta si existieron de verdad o en la imaginación de un escriba. Ciertamente habría sido un desafío construirlos, con sus terrazas de 20 metros de alto y compleja maquinaria, ya que parece una obra maestra de ingeniería. La leyenda dice que se construyeron cerca del río Eufrates, en el actual territorio iraquí, como regalo del rey babilonio Nabucodonosor a su esposa Amytis, que sentía nostalgia del verdor y las montañas de su hogar, en el Imperio Meda. Sean reales o no, los jardines eran como un paraíso verde en la Tierra.

Faro de Alejandría.


Este faro marcó el estándar para todos los futuros faros; el monumental Faro de Alejandría, fue encargado por Ptolomeo I y construido entre los años 300 y 280 a.C por Sóstrato de Cnida. Se cree que no solo fue el primer faro del mundo, con sus 100 metros de alto, sino que además fue el tercer edificio más alto del mundo tras las pirámides de Giza durante siglos. Un fuego ardía en lo alto de la estructura, que constaba de 3 niveles: Uno cuadrado abajo, uno octogonal en medio y una parte superior cilíndrica. Guiaba a los hombres en el mar hasta que gradualmente quedó demolido por los terremotos entre los siglos XII y XV, y fue transformada en una fortaleza medieval por el Sultán de los Mamelucos, Qāʾit Bāy.

Mausoleo de Halicarnaso.


Sabes que has creado un edificio notable cuando se crea un nuevo término con tu nombre. La elaborada tumba construida para Mausoleo, rey de Caria, era tan espectacular, que su nombre pasó a describir un gran monumento funerario. Este inmenso mausoleo de 45 metros se encuentra en la ciudad de Bodrum y se construyó alrededor del 350 a.C. con mármol blanco. La estructura tenía detalles griegos, egipcios y licios, y unas esculturas espectaculares, como la del rey Mausoleo cabalgando en cuadriga. Terminó derrumbándose tras numerosos terremotos en el siglo XIII.

Estatua de Zeus.


La madera es todo un clásico en material de construcción, pero por desgracia, es difícil que sobreviva al fuego, y eso es lo que le ocurrió a la famosa estatua de Zeus en Olimpia. Esta estatua de 13 metros mostraba al Dios del Trueno en un trono, y se creó para eclipsar a los atenienses… pero no duró mucho. Su estructura de madera y el trono hecho de cedro quedaron destruidos en el 426 a. C, y sus detalles hechos con oro, marfil, ébano y piedras preciosas fueron presuntamente robadas.

Templo de Artemisa en Efeso.


El tributo a la diosa de la caza, los bosques y la castidad era ciertamente provocativo, y fue construido y destruido tres veces. La primera vez fue incendiado por Heróstrato, después los godos destruyeron la ciudad, y finalmente en el 401 los cristianos solo dejaron en pie los cimientos y una sola columna que aún se puede visitar en Turquía.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido