El asturiano se mide contra los favoritos del Dakar 2020 en el que competirá

Fernando Alonso y ‘su suerte’: sufre en su estreno en Marruecos tras un triple pinchazo y pierde 45 minutos con Al-Attiyah

Fernando Alonso y 'su suerte': sufre en su estreno en Marruecos tras un triple pinchazo y pierde 45 minutos con Al-Attiyah

Mal comienzo para el asturiano. Fernando Alonso, que prepara en Marruecos su posible participación en el Dakar 2020, sufrió en la primera etapa de este Rally de Marruecos por culpa de una rueda y perdió 45 minutos con respecto al ganador, el gran favorito Nasser Al-Attiyah, según recoge el autor original de este artículo 20minutos y comparte Francisco Lorenson para Periodista Digital.

El Toyota Hilux de Alonso, que lleva a Marc Coma como copiloto, llegó a ir sexto, pero en el cuarto punto de control tuvo un problema con una rueda que lo dejó parado durante quince minutos, y cuando reanudó la marcha, fue a ritmo mucho más lento, hasta perder 45 minutos.

Sin sorpresas, el catarí Nasser Al-Attiyah (Toyota) entró el primero en meta, con un tiempo de 3h13:09, seguido del francés Mathieu Seradori (Century), con 3h15:48 y del sudafricano Giniel de Villiers (Toyota), a 3h16:23, por delante del otro gran favorito, el francés Stéphane Peterhansel (Mini).

En cuanto al español Carlos Sainz (Mini), tuvo problemas con su GPS durante el trayecto, y fue octavo al entrar a meta, perdiendo quince minutos con respecto a Al-Attiyah.

Recorrido alterado

La etapa de este sábado tenía 483 kilómetros, pero toda la primera parte fue suspendida porque la organización descubrió un problema que no especificó en el recorrido y la anuló; como resultado, los coches no salieron hasta el filo del mediodía para cubrir un trayecto que quedó reducido a 226 kilómetros.

Hubo mucha roca y obstáculos a lo largo de todo el trayecto, y Alonso no fue el único en sufrir contratiempos, pero sí el que terminó pagándolo más caro de entre los favoritos; Al-Attiyah, que también sufrió al inicio de la carrera, se recuperó para firmar un último trapo espectacular.

En los cinco días de competición, los coches y motos sumarán un total de 2500 kilómetros, de los que el 60% son presentados por la organización como «pistas inéditas».

«No fue tan negativo»
El asturiano aseguró tras la primera etapa de la prueba marroquí que esperaban un «comienzo mejor o más tranquilo», pero el día «al final no fue tan negativo porque hemos podido llegar hasta aquí».

Alonso no escondió que «tuvimos diversos problemas y hubo un momento en el que nos quedamos sin una rueda, porque sufrimos hasta tres pinchazos. Tuvimos que esperar a otro Toyota, que por suerte sí tenía una rueda para dejarnos», explicó el ovetense.

El piloto tiró de optimismo a la hora de hacer balanca, pues consideró que «fuimos razonablemente afortunados por haber acabado, aunque, obviamente, no en la posición en la que nos hubiera gustado».

Alonso destacó que «hay que tomarlo con calma» y es consciente de que la próxima etapa «también será un día difícil con dunas; pero ya tengo ganas de que llegue».

Autor

Francisco Lorenson

Polifacético y innovador reportero, lleva años trabajando en el sector y aprendiendo de algunas de las personas más inteligentes del negocio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído