CRIMEN Y CASTIGO

Los 5 enigmas de la muerte de Pantani: ¿asesinó la Mafia al ‘Pirata’?

Los 5 enigmas de la muerte de Pantani: ¿asesinó la Mafia al 'Pirata'?
Marco Pantani, un escalador especial en la historia del ciclismo. EP

15 años después del fallecimiento de El Pirata, el escalador más genuino del ciclismo mundial, siguen sin aclararse las circunstancias de su defunción en un hotel de Rimini que oficialmente se zanjó como debida al consumo de cocaína

La familia y el entorno del corredor consideran que se manipularon pruebas y que el positivo que provocó su profunda depresión estuvo provocado por la mafia y las apuestas ilegales

Como subraya PABLO DE LA CALLE en ‘El Mundo’ este 14 de febrero de 2019, son ya lustros de enigmas sin resolver del último gigante capaz de conquistar Giro y Tour en un mismo año: 1998.

La muerte de Marco Pantani, el 14 de febrero de 2004 en una habitación del hotel Le Rose de la localidad de Rimini, conmocionó a un deporte demasiado castigado por las desgracias.

Tenía 34 años. Una tragedia que ha generado una creciente nebulosa sobre las causas que desencadenaron la desaparición de ídolo italiano. La mafia, las drogas y las apuestas se cruzaron fatalmente en la trayectoria de un ciclista incomparable.

Pantani falleció en 2004 por una sobredosis de cocaína, pero realmente comenzó a morirse el 4 de junio de 1999, en Madonna di Campiglio, dos días antes de sumar su segundo Giro de Italia consecutivo, cuando un control antidopaje reveló un índice de hematocrito del 52%, superior en dos puntos al límite permitido.

Ese porcentaje podría delatar el consumo de EPO. Desde ese momento, el pequeño corredor nacido en Cesena inició un descenso a los infiernos que culminó con la retirada en 2003. Una profunda depresión acompañó al ciclista en los últimos días. Siempre se sintió perseguido, incapaz de demostrar su inocencia.

La muerte de Pantani ya forma parte de la leyenda, un terreno fértil para la publicación de libros, artículos y reportajes que cuestionan la oficialidad de su desaparición.

El positivo

Los misterios sobre el origen de su tragedia arrancan en el positivo por dopaje. Él siempre advirtió que no había recurrido a sustancias prohibidas, que fue víctima de un complot. Los aficionados, el entorno y los familiares pelearon con esta tesis y en 2016 obtuvieron algún rédito. Ese año, un tribunal italiano apuntó que el test de Pantani fue manipulado por un grupo mafioso al que no le interesaba la victoria en el Giro. La derrota se pagaba muy alto en el sector de las apuestas ilegales. La Fiscalía de Forlí archivó el caso en 2016 al entender que los presuntos delitos habían prescrito.

La causa de la muerte

La segunda duda es la causa física de su muerte. Oficialmente se debió a una intoxicación aguda por cocaína, que provocó un edema pulmonar y cerebral. La familia de corredor asegura que no falleció por una intoxicación voluntaria, sino que fue asesinado. Tonina, la madre de El Pirata, consiguió que en 2014 se reabriera la investigación y se tomara en consideración la posibilidad de que Marco hubiera sido golpeado y obligado a beber cocaína diluida en agua.

Los últimos acompañantes

La tercera incertidumbre es sobre quién o quiénes estuvieron con Pantani poco antes de su muerte. En el apartamento D5 del hotel Le Rose aparecieron varias cajas de ansiolíticos y antidepresivos, toda la habitación estaba revuelta y el cadáver presentada numerosos hematomas en la espalda, como si hubiera sido agredido antes de fallecer. Los resultados de la autopsia certificaron que Pantani tenía hasta 16 heridas en cuello, cara y muñecas y que estas se habían generado por el estado de confusión y de rabia provocado por la droga. La familia Pantani asegura que el corredor llamó en varias ocasiones a la recepción del hotel para que avisasen a los carabineros de que estaba siendo molestado por algunas personas.

¿Qué ocurrió?

La cuarta sospecha se refiere a los momentos posteriores a la muerte. El diario Corriere della Sera publicó que fueron borrados 125 minutos del vídeo grabado por la policía de la habitación donde se encontró a Pantani . También aseguró que nadie comprobó las huellas dactilares.

Ropa extraña en el hotel

La quinta incertidumbre sin despejar es la presencia en el apartamento de dos chaquetas para esquiar, cuando siempre se sostuvo que Pantani había llegado a ese hotel sin equipaje. Siempre alegó que el corredor estaba atravesando por una profunda depresión y que estada desencantado con todos y con todos, sin ganas de vivir. Sin embargo, Oliver Laghi, la persona que le llevó la cena -una tortilla de jamón y queso- la noche del 13 de febrero, aseguró en su declaración judicial que vio bien a Pantani y que incluso le dijo que trajese a su hijo el día siguiente para firmarle un autógrafo.

Por la muerte de Pantani, originalmente fueron condenadas cuatro personas por homicidio imprudente por haberle proporcionado la cocaína. Luego una de ellas fue absuelta y las otras tres pactaron penas que iban desde los cuatro años y diez meses al año y once meses.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído