Toxo ve «antidemocrático» aprobar los Presupuestos del Estado para 2016 antes de las elecciones generales

El secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, ve «antidemocrático» que el Gobierno del PP vaya a aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2016 antes de las elecciones generales y cree posible que una decisión así pueda volverse «en su contra».

Toxo, en declaraciones a Europa Press, cree que, aprobando los PGE para 2016, el Ejecutivo de Mariano Rajoy busca dos efectos: por una parte, utilizar las cuentas públicas como programa electoral y, por otra, dejar las cosas al nuevo gobierno «suficientemente amarradas» como para complicarle posibles cambios.

«Correspondería al gobierno que salga elegido de las elecciones generales, independientemente del partido que lo lidere, elaborar los presupuestos que van a condicionar la marcha de la actividad económica y social del país para un año», insiste.

Toxo denuncia que, con su decisión de aprobar los Presupuestos, el Gobierno del PP «deja sin márgenes» al que salga elegido, «salvo que elabore una nueva ley nada más llegar», para lo que necesitará cierto tiempo.

«ESPAÑA NECESITA UN GIRO SOCIAL DE CIERTA RADICALIDAD».

Al igual que los Presupuestos, el líder de CC.OO. considera que la política fiscal para 2016 «está pensada en clave electoral» y entiende que, además de márgenes fiscales, lo que necesita España es un «giro social de cierta radicalidad».

«Los márgenes fiscales son muy importantes y eso no es sólo lucha contra el fraude. La actividad económica no va a generar todos los ingresos necesarios para que el sector público cumpla hoy la función de dinamizar la economía y el empleo», defiende.

Para Toxo, la rebaja fiscal va a dificultar el cumplimiento de los objetivos de déficit y de reducción de la deuda. Sobre esta última, el dirigente sindical advierte de que España está cada vez más lejos de los parámetros del Plan de Estabilidad y Crecimiento, con un nivel de endeudamiento público «insoportable» desde hace tiempo y ahora en parte aliviado por la bajada de los tipos a los que se financia el país en los mercados de capitales.

«Pero cualquier giro de la situación, y nosotros no controlamos todas las variables, puede incrementar el coste de la financiación hasta extremos intolerables y luego vendrán nuevas rebajas en sanidad, en educación, en atención a las familias, en dependencia. Esta es la resultante de una política económica suicida que no sirve para generar empleo, que empobrece a las personas y de políticas fiscales que reducen los ingresos públicos», concluye.

En el caso concreto de la rebaja del IRPF que el Gobierno ha adelantado al 1 de julio, Toxo señala que es un «juego de ilusión monetaria». «Tienes unos euros más en el bolsillo (por la reducción de la retención en la nómina), pero no te dicen que te los van a quitar por la vía del IVA o de los impuestos especiales, o que vas a tener que pagar una tasa para poder acudir a un juzgado o para financiar todavía más las sanidad», añade.

ESPERA «GESTOS» EN RELACION AL SMI.

Por el contrario, el líder de CC.OO. insiste en demandar que el Gobierno incremente el salario mínimo interprofesional (SMI) hasta los 800 euros mensuales en 2016, desde los 648 actuales.

En su favor, argumenta que el «salto» que se dio en 2005, cuando pasó de los 460,5 euros a los 513 euros, «no echó abajo las estructuras del Estado». Al contrario, apunta que subir el SMI llevaría a un incremento de las bases mínimas de cotización y a un mayor ingreso para la Seguridad Social.

Esto es importante, dice Toxo, porque, a su juicio, «el actual Gobierno va a dejar una hipoteca tremenda en materia de pensiones al Ejecutivo resultante de las próximas elecciones», por la perdida progresiva de calidad del empleo y la caída de los ingresos por cotizaciones, y por el uso «intensivo y abusivo» del Fondo de Reserva de la Seguridad Social.

Toxo no tiene duda de que, si no hasta los 800 euros, el Gobierno sí tendrá al menos «gestos», pese a que desde la Oficina Económica del Presidente del Gobierno se cree, según asegura, que una subida del SMI podría derivar el consumo interno al exterior. «Es peregrino, como si los sectores de rentas entre 600 euros y 700 euros fueran a comprar todos un BMW fuera», ha apostillado.

PIDE MAS SUBVENCIONES.

Por último, Toxo reclama que a la hora de elaborar los próximos presupuestos se «revisen» las subvenciones que los agentes sociales han venido cobrando por el desempeño de sus funciones y que se han reducido en las cuentas de los últimos años.

El secretario general de CC.OO. recuerda que los convenios colectivos que firma su sindicato afectan al 95% de los trabajadores acogidos a convenio y cree que no es justo que esa tarea la financien sólo los afiliados ni tampoco los trabajadores a partir de una cuota.

«Soy de la opinión de que los agentes sociales tienen anclaje constitucional en la medida en la que actúan mucho más allá del ámbito de sus afiliados y que tienen que tener financiación pública», sentencia.

CC.OO. y UGT mantendrán un encuentro mañana por la mañana con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para abordar el anteproyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2016 que el Gobierno prevé aprobar en el Consejo de Ministros de este viernes, 31 de julio.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído