Pero se llamaba «Amor»

Quizás el sitio no era bueno,
quizás lo provoqué yo,
quizás lo debí decir
en un sitio algo mejor,
o en un lugar más neutral:
en un crucero fluvial
por el río Mississipi,
en un recinto ferial,
o en un despacho oficial,
aunque me hagan reír.

Pero no:
en el bar Amor
le tiré los tejos
y dijo que no.
¿Qué hubiera pasado
si en otro sitio
los tejos
le hubiera tirado?
¿Qué hubiera pasado
si el bar
de otro modo
se hubiera llamado?
Pero se llamaba Amor,
en la calle Malasaña,
donde me dijo que no
la chica que me gustaba.

Acaso debí decirlo,
con otro tono de voz,
visualizando palabras
dulces, llenas de color,
disfrazado de abogado,
o desde un balcón colgado
y con guirnaldas de clown,
y no nervioso y cortado,
con los dedos enredados
en un pincho de jamón.

Pero no:
en el bar Amor
le tiré los tejos
y dijo que no.
¿Qué hubiera pasado
si en otro sitio
los tejos
le hubiera tirado?
¿Qué hubiera pasado
si el bar
de otro modo
se hubiera llamado?
Pero se llamaba Amor,
en la calle Malasaña,
donde me dijo que no
la niña que me gustaba.

¿Por qué tuve que creer
en mi propia convicción,
en vez de sentir sus gestos,
de percibir su emoción?
Tenía yo que haber montado
el más bello decorado,
e ir directo al corazón,
en vez de andar empanado,
con el ritmo entrecortado
de un leve exceso de alcohol.

Pero no:
en el bar Amor
le tiré los tejos
y dijo que no.
¿Qué hubiera pasado
si en otro sitio
los tejos
le hubiera tirado?
¿Qué hubiera pasado
si el bar
de otro modo
se hubiera llamado?
Pero se llamaba Amor,
en la calle Malasaña,
donde me dijo que no
la niña que me gustaba.

Interpretada por TESSA (con la voz de Álvaro Sardinero), con música de Álvaro Sardinero.

Autor

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Lo más leído