Esto es lo que hay

Miguel Ángel Violán

«¡Come apio!»

Durante los 20 últimos años de su vida mi difunto padre nos instaba machaconamente a los hijos a comer apio. «¡Come apio!» era su obstinada exhortación. Ante la desaprobación de mi madre, él lo mascaba a todas horas como si fuera una barra de regaliz. Imagino que el buen hombre había leído algo sugestivo sobre las propiedades de este vegetal y quería compartirlo aunque de una manera un tanto obsesiva.

Provocó lo contrario: me desdije del apio, de su sabor amargo…y era una excelente manera de llevar la contraria a mi padre y agradar a mi madre.

(Estoy esta semana en el Hotel Catalonia de Santo Domingo e impepinablemente empiezo la jornada con un desayuno para el que pido un zumo hecho en el acto que incluya…apio. Lo sorbo lentamente y visualizo el rostro complacido de mi padre en las aguas que diviso, justo delante mío, en el Malecón dominicano. Y haciéndolo así el apio se me antoja dulce aunque el recuerdo sea un tanto triste).

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Miguel Ángel Violán

Miguel Ángel Violán, Barcelonés. Periodista y escritor. Formador de comunicadores con millares de ex alumnos repartidos por toda España y Latinoamérica. Es doctorando en oratoria y conferenciante.

Lo más leído