Pareja de Monste Pla, hija de la conocida Beatriz Carvajal

Víctor Clavijo: «Me importa mucho lo que piense mi suegra, es una mujer con una trayectoria increible»

Víctor Clavijo: "Me importa mucho lo que piense mi suegra, es una mujer con una trayectoria increible"
Victor Clavijo: Me importa mucho lo que piense mi suegra, tiene una trayectoria EUROPA PRESS/NATALIA ROMERO

MADRID, 30 (CHANCE/LARA SÁNCHEZ)

Víctor Clavijo, apunto de cumplir dos años de casado con Montse Pla, se encuentra en un periodo en el que su vida profesional está plagada de éxitos. Conocido desde que era niño, ahora se acostumbra a la interpretación de hombres más maduros, algo que el actor agradece.

Víctor, que el año pasado dio vida al origen de Vicente Cortázar en la serie Gran Reserva. El origen, ahora estrena la TV Movie de Televisión Española, Prim, el asesinato en la calle del Turco en la que interpreta a un revolucionario diputado de la época. Un proyecto del que el actor quedó encantado y cuya experiencia ha sido maravillosa para él.

Sin embargo, la trayectoria de Víctor no queda aquí. No sólo le vimos hace poco actuando como lobo en el cuento de Los tres cerditos, sino que el actor prepara, además, el estreno de dos películas y una obra teatral.

– Qué lujo participar en una serie como «Prim, el asesinato en la calle del Turco»…

– Sí, ya había oído hablar de esta historia y pensé que si algún día se hiciera alguna serie me encantaría estar en ella y dos años después me llamaron.

– ¿Cómo ha sido la experiencia?
– Tuve poco tiempo de preparación, pero a veces cuando no tienes tiempo para pensar las cosas y te lanzas a la piscina, como fue mi caso, sale bien. La experiencia ha sido muy positiva, estaba enamorado de mi personaje y me encantaba.

– ¿Qué destacarías de este político tan revolucionario al que interpretas?
– Lo que más me llamó la atención era la integridad política que tenía con la que yo comulgo. Que alguien de esa época no se casara con nadie, que decía lo que pensaba hacía que tuviera una fama de voceras inmerecida. Se le consideraba un radical pero yo creo que no lo era tanto. Él participo en la revolución del 68, tenía unos principios republicanos, sintió que le habían traicionado, sobre todo Prim que había sido camarada, así que era una persona dolida que quería una España mejor. Yo entendí al personaje de cabo a robo, era un hombre integro, interesante y que se mojaba.

– ¿Te consideras una persona impulsiva como tu personaje?
– No me identifico con él pero cuando considero que alguien tiene razón en su lucha considero que tengo cierta empatía.

– ¿Y madera de político tienes?
– No, la política me afecta, tengo mi opinión y hay veces que participo en cosas pero otras no lo hago y me lamento de no poder hacerlo, de no poder tener una participación activa socialmente. No hablo como un rostro que se deje ver en ciertas reivindicaciones porque tampoco creo que eso, soy un ciudadano más y cuando algo me indigna tengo derecho a salir a la calle. No me considero alguien capacitado para dar la cara, prefiero quedarme en un segundo plano.

– Te acabamos de ver haciendo del lobo del cuento de ‘Los tres cerditos’ ¿te ha gustado la perspectiva desde la que nos habéis contando este cuento infantil?
– Era un lobo dado la vuelta, era la víctima. Me encantó el planteamiento desde un principio, porque desde una perspectiva realista Los tres cerditos era una historia muy inquietante. El lobo se va metiendo en sus casas buscando venganza tomándose la justicia por su mano, era alguien muy humano. Me metí mucho en papel, tanto que por las noches pegaba patadas en la cama de la violencia contenida, pero lo disfrute muchísimo y estamos muy contentos del resultado.

– ¿Le contarías este cuento a tus hijos?
– Todavía no soy padre, pero cuando lo sea seguro que les cuento nuestra versión de Los tres cerditos, un lobo que no era tan malo y que tenía sus razones para ir detrás de los cerditos. Los niños entenderán así que todo el mundo tiene unas razones para hacer lo que hacen, incluso las personas más malas, la empatía empieza por ahí, por entender las razones del otro.

– Te conocimos cuando eras un niño y ahora interpretas papeles de hombres maduros ¿cómo llevas el paso de los años?
-Lo llevo muy bien, lo preocupante sería que me dieran papeles de chavales de dieciocho años. Se agradece en cuanto a que los personajes son más complejos y tienen conflictos más potentes. Conforme vas creciendo la vida te golpea en más sitios y los personajes de treinta en adelante tienen muchas más aristas que los de los jovencitos. Que los guionistas piensen en la edad que uno tiene se agradece.

– Estás sin parar de trabajar ¿cuáles son tus próximos proyectos?
– Ahora estoy con teatro en el Centro Dramático Nacional con «Fausto» dirigida por Tomaz Pandur. Estaremos en la Sala Valle Inclán hasta el once de enero. También acabo de rodar un capítulo para la serie «El ministerio del tiempo» de TVE, hago de Lope de Vega. He rodado una película llamada «Unamuno en Fuerteventura» y «Sicarius» que está pendiente de estreno y en la que soy protagonista, he participado en una Tv movie llamada «Diamantino» y por último también está pendiente la emisión de «Prim, el asesinato de la calle del Turco» y de «14 de abril, la República» que esperemos se emita pronto.

– En Sicarius has coincidido con tu mujer Montse Pla ¿cómo ha sido?
– Muy bien porque de algún modo te entiendes, sobre todo en los momentos de estrés, cuando estás a tope y no puedes más, los momentos de inseguridad, de euforia, entendemos las emociones a las que está sometido un actor, las emociones no solo del trabajo sino de esta profesión, de la ausencia de proyectos o del exceso.

– En tu caso del exceso de trabajo….

– Sí, en este momento del exceso. Ella me está cuidando muchísimo, llevo una temporada que no paro ni un solo día, he ido enganchando un rodaje con otro y ha sido muy estresante, además a coincidido con las promociones de algunos de los últimos trabajos que he hecho. Montse me está cuidando muy bien, lo lleva bien y con mucha paciencia.

– ¿Es difícil para vosotros que compartís profesión no llevaros el trabajo a casa?
– Es muy difícil, sobre todo porque es un trabajo que nos apasiona. Para bien o para mal, cuando tienes alegrías te las llevas a casa y cuando tienes penas también . La cuestión está en intentar que esto no contamine ni tu estado de ánimo ni tu relación de pareja, pero es inevitable. Compartimos una profesión que a los dos nos apasiona y que es vocacional así que es difícil que no afecte en tu vida porque de algún modo tu felicidad está vinculada a tu realización profesional. Intentamos que el trabajo no nos afecte en casa pero es difícil.

– ¿Os aconsejáis el uno al otro?
– Sí, nos aconsejamos pero hasta cierto punto, hay veces que preferimos dejarlo, otras veces admitimos el consejo y otras que no.

– ¿Tu suegra, Beatriz Carvajal, es tu mayor crítica?
– No es muy crítica de momento conmigo, por ahora le están gustando las cosas que hago pero yo valoro mucho su opinión porque tiene un criterio que para mi es sagrado. Me importa mucho lo que piense porque es una mujer con un talento y trayectoria increíble. De momento no me ha hecho muchas críticas, está muy contenta pero el día que me la haga la tendré muy en cuenta, porque su opinión para mi es vital, no porque sea mi suegra sino por el respeto que le tengo como actriz.

– ¿Hace mucho que no vemos a Montse?
– Lo último que hizo Montse con continuidad fue Amar en tiempos revueltos, luego hizo La gira de Razas, ahora está pendiente que se emita Retorno a Lilifor, donde tiene una pequeña colaboración y pendiente también de futuros proyectos. Entre que el momento laboral no es muy boyante y que por desgracia hay pocos papeles para su perfil, pues está a la espera.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído