LOS ESCÁNDALOS DE LA CASA REAL BRITÁNICA

La reina Isabel II y el ultimátum de 72 horas: Qué le espera a los insubordinados duques de Sussex

La reina Isabel II y el ultimátum de 72 horas: Qué le espera a los insubordinados duques de Sussex
Meghan Markle y el principe Harry.

Los duques de Sussex, se han convertido en el epicentro del sismo que sacude a la Casa Real Británica y a la propia reina Isabel II.

Harry y Meghan Markle sueñan con una vida normal, alejados de las estrictas normas de la familia real, pero lo que para ellos significa libertad ha sido para su familia la crisis más grande en muchos años. Pero la reina Isabel, no se ha dado por vencida, y ha apostado a doble o nada, dando un ultimátum de 72 horas para que todo quede resuelto, así lo ha dejado saber el diario español El Mundo.

Y es que a pesar de que Buckingham ya ha dejado claro que no se ha planteado quitar el título de Duques de Sussex a la pareja, el príncipe Carlos sí ha mostrado toda su disposición para que la joven pareja deje de percibir la dotación que reciben cada año por el Ducado de Cornualles, estimada en unos 2,5 millones de euros.

Algo que apoya el conjunto de los británicos, un contundente 73% piensan que Harry y Meghan no deberían recibir «ni una libra de dinero público», esto según la encuesta publicada por Daily Mail, que también señala como el principe Guillermo y su esposa Kate Middleton se han convertido en los favoritos de los ingleses.

Los polémicos padres de Archie tienen la pretensión de quitarse las ataduras de la corona, pero mantener sus títulos para explotarlos comercial y económicamente y con ello sostenerse en la independencia que no sería tal, pero esto depende de la decisión de reina Isabell II.

Por esto, Harry no ha tenido más remedio que suspender su viaje, Meghan y su pequeño hijo tendrán que esperar más mientras las partes llegan a un acuerdo, y el viaje que se realizaría en «pocos días» a Canadá se ha retrasado.

Este intento de ruptura de los Sussex con la familia real se ha comparado con el momento en el que Eduardo VIII, tío de la actual reina Isabel, decidió abdicar del trono para poder casarse con la divorciada estadounidense Wallis Simpson, en 1936.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído