El ministerio fiscal solicita una pena de prisión de 25 y 24 años

El crimen de los guardias urbanos: El fiscal ve «mal gratuito» en el homicidio

El crimen de los guardias urbanos: El fiscal ve "mal gratuito" en el homicidio
Rosa Peral y Albert López PD

El juicio de los guardias urbanos Rosa Peral y Albert López ha comenzado. Ambos están siendo investigados por matar a un compañero y pareja sentimental de Rosa. Hasta el momento, el fiscal ha reconocido este lunes 3 de febrero que «desgraciadamente, el mal gratuito existe», y ve este triángulo amoroso como una «red de mentiras, manipulaciones y toxicidad».

Un jurado popular ayudarán en este caso, donde el ministerio fiscal solicita una pena de prisión de 25 y 24 años, respectivamente, como coautores de un delito de asesinato con alevosía.

Los hechos enjuiciados se remontan al 2 de mayo de 2017 cuando, según el escrito de la fiscalía, los dos acusados ejecutaron un «plan criminal preconcebido» para acabar de «forma violenta» con la vida de la pareja sentimental de la mujer, Pedro Rodríguez, en el domicilio que ambos compartían en Vilanova i la Geltrú (Barcelona).

Posteriormente, entre la madruga del 2 al 3 de mayo, los encausados introdujeron el cuerpo sin vida de la víctima en el maletero de su coche, y se dirigieron a una pista forestal en el área del pantano de Foix, donde prendieron fuego al vehículo que quedó prácticamente carbonizado por la acción de las llamas.

En sus alegaciones ante el tribunal, el fiscal Félix Martín ha argumentado que se puede pensar que «nadie normal puede hacer algo tan brutal» como es este asesinato, pero ha agregado que «desgraciadamente, el mal existe en algunas ocasiones».

El ministerio público ha admitido que no puede «saber al 100 % todo lo que pasó», puesto que no hay testigos del asesinato, pero se ha comprometido a presentar suficientes pruebas como para que su escrito final sea «firme, honesto y riguroso».

Por su parte, la acusación particular, ejercida por la familia del fallecido, apunta a que ambos acusados «mataron a sangre fría» a la víctima, alegando que Peral y López «tenían un por qué muy concreto para matar conscientemente» a la pareja sentimental de ella.

El juez del crimen de la Guardia Urbana ha aceptado que se incluya como prueba una llamada entre los dos acusados, Rosa Peral Y Albert Lopez, hecha el mismo día del crimen. La conversación la mantuvieron a través de un teléfono de prepago que López contrató con la compañía Lycamobile días antes de los hechos.

Sin embargo, el magistrado presidente del Tribunal del Jurado de la Audiencia de Barcelona, que desde este lunes juzga a los acusados, ha rechazado incorporar como prueba en el juicio un teléfono móvil que fue hallado en la celda de la acusada, en prisión preventiva desde el crimen.

En cambio, se ha aceptado la información de una llamada de López a Peral sobre la que la compañía telefónica informó recientemente al juzgado de instrucción, contacto sobre el que el abogado de la acusación particular, Juan Carlos Zayas, ha resaltado que se hizo el día en que presuntamente se cometió el crimen, por lo que la llamada puede estar relacionada «directamente con los hechos». 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído