Conversación entre Antonio Herrera Casado y Juan Pablo Mañueco sobre realismo simbólico, «Viaje por Guadalajara» y Castilla como nación, nacionalidad o región

Conversación entre Antonio Herrera Casado y Juan Pablo Mañueco sobre realismo simbólico, "Viaje por Guadalajara" y Castilla como nación, nacionalidad o región

Antonio Herrera Casado, Cronista Provincial de Guadalajara y Académico correspondiente de la Real Academia de la Historia, me hace esta entrevista sobre muy diversos temas.

Literatura en general, mis últimas obras publicadas (seis, este año: en los géneros de novela, poesía y teatro), en especial sobre mi novela «Viaje por Guadalajara» y las innovaciones técnicas, literarias y estróficas que presenta (ya que además tiene una parte en verso, en una estrofa nueva, que denomino «copla alcarreña» u «octava ola»).

Pero además me pregunta, de manera especial, sobre otra de mis obras significativas de este año: «Castilla, este canto es tu canto», la Historia de Castilla en liras (desde el año 800 a 1499), a la que Antonio califica como «el Canto General de la Patria castellana».

Por otra parte, en el contexto de la amplia conversación, se pasa revista al estado de la poesía española desde los años 70 hasta nuestros días, y a aspectos políticos de la más variada índole, desde Montesquieu hasta el momento presente (incluyendo el fenómeno de «Podemos»).

Por último, se abordan cuestiones específicas de Castilla y Guadalajara, en donde acaban citándose las opiniones de Miguel Delibes y Claudio Sánchez Albornoz sobre un tema no bien resuelto todavía, el encaje de Castilla en el modelo autonómico y territorial español:

He aquí el arranque de la entrevista, que puede seguirse luego en el enlace que se indica:

Conversaciones con Juan Pablo Mañueco sobre el realismo simbólico

Por Antonio Herrera Casado

Nos encontramos a Juan Pablo Mañueco en el lugar más probable. El juego de la probabilidad es infalible con este escritor alcarreño. Está en la calle. Sube la Mayor o baja el Amparo, pero Juan Pablo Mañueco, tras haber pasado unas horas en su despacho, escribiendo, sale a la calle: la vive y la respira. Por eso escribe tan cercano a ella, sabiendo de lo que habla.

En tan solo seis meses, ha publicado seis libros. Unos de poesía, otros de prosa. Todos nutridos de un sustancioso bagaje intelectual e informativo, con el que Mañueco camina y dispensa palabras que sirven para aprender, disfrutar, soñar incluso.

De esos libros, conviene repasar sus títulos, y quizás, preguntándole a él, sus contenidos. Porque la tarea de un escritor es –primero de todo- hablar consigo mismo, entenderse de verdad con ese extraño ser que cada uno llevamos dentro. Y luego, repartir a los demás esas palabras, esos conceptos y esas medidas palabras que llevan sonido y mensaje.

Los libros que Mañueco ha publicado en los pasados meses, todos a través de la editorial Aache de Guadalajara, son estos: «Guadalajara, te doy mi palabra» (versos en torno a Guadalajara y sus gentes, con el palacio del Infantado en la portada).

Dos tomos de la obra «Castilla, este canto es tu canto», en los que analiza con profundidad y rigor la evolución histórica y literaria de nuestra nación, Castilla, a través de autores, personajes, batallas y ciudades.

Aunque en un solo tomo, el «Viaje por Guadalajara /¿Dónde estáis los que solíais?» es un libro doble, son dos libros: en uno aparece la novela de un día de verano, un viajero que recorre la ciudad, de arriba abajo, encontrando monumentos, gentes, intervenciones afortunadas, y desastres sin cuento. Y el otro, entremezclado entre los capítulos de la novela, es un largo poema que constituye la glosa vital del personaje, aludiendo a las mil cosas que un poeta alude normalmente, la vida, la muerte, el recuerdo, la nostalgia…

Finalmente, en diciembre apareció el sexto volumen de Mañueco, dedicado íntegramente a la poesía, los “Cuarenta sonetos populares y cinco canciones diversas”, en el que la diversidad nos envuelve con temas tan sorprendentes como el canto certero a los Encierros de Guadalajara, la alegría por la décima copa de Europa conseguida este verano por el Real Madrid, una serie de sonetos de amor encendido y brillante, o la desgranada elegía del tiempo a través de los meses de un mensario.

Intercambio de palabras

Paseando lentos la plaza de Santo Domingo, Mañueco y el cronista hablan de Guadalajara y de la poesía.

¿Qué persigues al escribir poesía, tanta y con tanto entusiasmo?

En los últimos seis meses, he publicado también la novela que antes has citado, “Viaje por Guadalajara” y dos pequeñas obras de teatro, que van incluidas en ese libro poliédrico que es la novela mencionada, pero sí es cierto que me tengo más por poeta que por prosista. Y que incluso mi prosa literaria pretendo que no sea solo meramente narrativa o descriptiva, sino que, además, se adentre en la expresión metafórica y se enriquezca creativamente.

¿Qué pretendo al escribir? Lo que cualquier ser humano o artista: expresarme. En mi caso, mediante la palabra escrita. Lo hago desde siempre, desde que iba a la escuela primaria en Tórtola de Henares, o desde que estudié el bachillerato, en Valencia, y ya entonces dirigía la revista del colegio, que incluso vendíamos en los kioscos de la zona, con contenido de críticas de libros, con entrevistas, noticias del pueblo… Desde siempre, me acuerdo de mí mismo escribiendo.

En tus últimos libros has introducido novedades poéticas que conviene destacar. Una de ellas es el “Realismo Simbólico” ¿Qué pretende este movimiento?

http://www.aache.com/alcarrians/manueco_entrevista.htm

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Pablo Mañueco

Nacido en Madrid en 1954. Licenciado en Filosofía y Letras, sección de Literatura Hispánica, por la Universidad Complutense de Madrid

Lo más leido