Cervantes, esclavo, vandalizado en San Francisco

 

A éste, seguro que no, ignaros analfaberzos
 
CERVANTES, ESCLAVO, PERO MÁS AUN GENIO, INSULTADO Y EMBADURNADO CON PINTURA SANGRIENTA EN SAN FRANCISCO
 
Las manos podéis lavaros.
¡Ignaros!
Vivís en un mental caos.
¡Pintaos!
La vuestra es la malasangre.
¡De sangre!
Esclavo sí fue él de otros.
¡Vosotros!
 
Cinco años entre los moros,
sesenta y nueve en trabajo,
¿y ahora caéis tan bajo…?
¡Ignaros, pintaos de sangre vosotros!
 
Juan Pablo Mañueco
 
 
Que no ha tenido mayor honor que leer a Cervantes, cinco años soldado,
cinco años esclavo en Argel,
sesenta y nueve años de trabajo durísimo para ganarse la vida durante el día en las labores más desagradables y para escribir por las noches a la luz de las velas que apenas podía comprar,
sin poder adquirir siquiera una gafas que necesitaba su cansada visión,
MÚSICA INCOMPARABLE E INALCANZABLE DEL IDIOMA CASTELLANO

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Pablo Mañueco

Nacido en Madrid en 1954. Licenciado en Filosofía y Letras, sección de Literatura Hispánica, por la Universidad Complutense de Madrid

Lo más leído