Viajar

¿Sabes qué llevar en la mochila para viajar a destinos fríos?

¿Sabes qué llevar en la mochila para viajar a destinos fríos?
Destinos fríos YT

1. Piezas de ropa adecuadas vs muchas piezas de ropa

El error más común de un viajero que hace su primera mochila para el frío es meter muchas cosas. Ir bien abrigado no significa llevar muchas piezas de ropa, significa llevar las piezas de ropa adecuadas. En este caso, las piezas de ropa adecuadas son aquellas que están realizadas con materiales de calidad y pueden superponerse hasta convertirnos en pequeñas cebollas textiles.

2. Aplica la técnica de la cebolla adecuadamente

A la hora de vestirte por capas o aplicar la técnica de la cebolla, recuerda que cuanta mejor calidad tenga cada una de las capas que vayas a ponerte menos capas necesitarás para mantenerte calentito. Existen tantos tipos y combinaciones de capas como viajeros, pero capa de lana sobre ropa interior y camiseta de tirantes, más capas intermedias varias, más capa superior impermeable es un clásico que nunca falla. Recuerda que las capas intermedias deben ir colocadas de más fina (más cerca de la piel) a más gruesa y que no pueden ser muy ceñidas. Si las capas son muy ceñidas el aire no circulará entre ellas y no te mantendrá calentito. Recuerda también que es absolutamente vital que la última capa sea impermeable: el frío mojado es mucho más frío. ¡Y lo mojado expuesto al frío acaba por congelarse!, según recoge skyscanner.

3. Protege pies y manos sobre todas las cosas

Una de las partes del cuerpo más sensible al frío son los dedos de manos y pies. Si vas a invertir en algo, invierte en protegerlos. También a ellos les puedes aplicar la técnica de la cebolla. En el caso de las manos, prueba capa de guantes más capa de mitones más capa de manoplas (cuanta mejor calidad tengan estas capas, mejor y, si quieres vestir tus manos como un pro, asegúrate de que las manoplas sean impermeables). En el caso de los pies, ponte un calcetín fino, un calcetín de lana gordo y botas de nieve. Por botas de nieve no nos referimos a botas de esquiar ni a crampones para pasear por un glaciar, nos referimos a botas impermeables, a poder ser forradas de borreguito o algún tipo de tejido protector por dentro, con las que poder caminar sobre nieve o hielo cómodo y caliente.

4. Artículos imprescindibles en una mochila para un destino frío

Por si todo esto de ropa adecuada y la técnica de la cebolla te parece poco concreto, ahí va un listado de lo que necesitas para sobrevivir en un destino frío una semana (si vas más tiempo, aceptamos un jersey de lana más, pero nada más. En los destinos fríos hay lavadoras, utilízalas):

Siete pares de mudas y siete pares de calcetines normales.

Un par, máximo dos pares, de calcetines de lana.

Un conjunto de ropa interior térmica o ropa interior de invierno. Por ropa interior térmica o ropa interior de invierno nos referimos a un pantalón y una camiseta muy cómodos, finos y calentitos que parecen un pijama. Se visten directamente sobre la ropa interior. Son una prenda básica en cualquier armario nórdico y una inversión que merece la pena cuando vas a viajar a un destino frío. Especialmente, el pantalón.

Tres camisetas normales, para que sirvan de capas intermedias.

Dos polos no muy gordos, uno de cuello alto, para que sirvan de capas intermedias.

Una chaqueta no muy gorda (opcional), para que sirva de capa intermedia superior.

Un jersey de lana bueno y todo lo gordo que quieras, para que corone las capas intermedias anteriores.

5. Artículos recomendables en una mochila para un destino frío

Aunque no son imprescindibles, los siguientes tres objetos son muy recomendables a la hora de hacer una mochila para un destino frío.

Unas medias gordas o unas mallas finas, por si tus piernas piden una capa más entre la ropa interior de invierno y el pantalón de nieve impermeable.

Un termo para líquidos. Llevar un termo para líquidos no es obligatorio, pero sí muy conveniente porque en él podrás llevar contigo café, té o cualquier cosa caliente para tomarla allá donde vayas en cualquier momento. La bebida caliente te reconfortará cuerpo y espíritu y, si te la llevas de casa, no perjudicará a tu bolsillo ni modificará tu itinerario. Si no quieres llevar un termo de casa, puedes comprar uno en el destino y llevártelo a la vuelta de recuerdo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído