Cuatro razones por las que debes visitar Costa Rica

Cuatro razones por las que debes visitar Costa Rica

La naturaleza en Costa Rica es inmensa al igual que las infinitas actividades que ofrece el destino para disfrutar de unas merecidas vacaciones; aquellas con las que el viajero aprovecha cada segundo, se empapa de la naturaleza, conoce el destino desde el punto de vista activo y disfruta de la “Pura Vida”.

Estas actividades se realizan en cualquiera de los elementos que conforman la naturaleza: fuego, aire, agua y tierra. Una aventura con la que el visitante cumplirá su sueño de conocer el destino, contemplar sus paisajes, disfrutar en armonía con la naturaleza y sumergirse en un amplio abanico de posibilidades para empaparse de la auténtica Pura Vida.

Los volcanes de Costa Rica

El territorio de Costa Rica forma parte del reconocido Cinturón de Fuego del Pacífico, que cuenta con más de 200 focos volcánicos y, al menos, 7 de ellos se encuentran activos. Algunos de estos se localizan en Parques Nacionales, como el volcán Arenal, que su silueta impresiona desde lejos y es el único que posee una forma de cono casi perfecta y que mantiene cierta actividad de emanación de gases; y el volcán Poás, que cuenta con uno de los cráteres más grandes del mundo, más concretamente con un diámetro de 1.320 metros y una profundidad de 300 metros. Además, es posible disfrutar de una visita al activo volcán Irazú, por supuesto, con todas las medidas de seguridad. Una experiencia única donde el viajero tendrá la oportunidad de contemplar el reconocido volcán más alto del país con sus 3.400 metros desde donde es posible apreciar el bosque de altura llamado páramo.

De esta forma, para el viajero visitar estos atractivos naturales supone una experiencia donde es posible sentir la energía y la majestuosidad que desprende el paisaje.

Costa Rica a la altura

Uno de los indiscutibles protagonistas del país es la naturaleza que la viste, por lo que para el visitante es imprescindible adentrarse en esta aventura donde conocer el país desde las alturas. Tirolina, puentes colgantes, teleférico o escalada, son algunas de las actividades que se pueden realizar en los 51.100 km2 que la componen.

La tirolina, también reconocido como tirolesa o canopy, consiste en admirar las bellas vistas naturales a vista de pájaro suspendido entre las copas de los árboles. Entre las zonas más destacadas donde realizar esta actividad se encuentran en Osa con sus 11 plataformas, 9 cables y 2 estaciones; la Bahía de Drake situado en la Península de Osa, un lugar donde se contempla desde las alturas un frondoso dosel con vistas hacía ríos y exuberante vegetación; Sarapiquí, donde sentirse parte de la naturaleza tica durante dos horas en las que se recorre un total de 9 cables y en el último tramo unos 300 metros sobre el cañón del río Sarapiquí; o el cantón de Turrubares que impresiona por recorrer un kilómetro de largo de cable en un minuto a una altura de 100 metros, sin olvidar que durante dos horas los más aventureros tienen más de 2.000 metros entre 13 cables, 21 plataformas, 2 torres y un rappel de 20 metros de altura.

Costa Rica es un paraíso para el Surf

Los puentes colgantes entrelazan senderos donde se aprecia todo el esplendor del entorno al sumergirse por los bosques de Costa Rica. Esta actividad se puede realizar en lugares como La Fortuna de San Carlos, Monteverde, Sarapiquí, San Gerardo de Dota y Osa, entre otros. En cada lugar varía la longitud y el número de puentes, pero uno de los imprescindibles son los guías que ayudan al viajero a conocer de cerca todos los secretos de la flora y fauna que los rodean.

Siguiendo, la escalada o rappel es una actividad para todos aquellos que están dispuestos a dominar las alturas, ya que los descensos o los ascensos ponen a prueba la resistencia física y mental de los visitantes. Algunos se pueden realizar descendiendo en medio de cataratas de varios metros para mezclar los elementos de aire y agua.  Sin embargo, los teleféricos son la opción ideal para todos aquellos que prefieren disfrutar de un paseo tranquilo en las alturas, con una agradable charla, respirando aire puro y escuchando los sonidos de la naturaleza muy de cerca. Uno de los más impresionantes se encuentra en el Parque Nacional Braulio Carrillo que se ubica de camino a la provincia de Limón.

Pura Vida a remojo

Además de selva y bosques, Costa Rica también cuenta con parajes naturales donde predomina el agua, ya sea dulce o salada. De esta forma, disfrutar de la “Pura Vida” también es sentir la emoción de las aventuras acuáticas con actividades como buceo, kayak, surf, tubbing y rafting, entre otras.

El país de la “Pura Vida” se caracteriza por ser uno de los principales destinos ecoturísticos, lo que le convierte en el destino ideal para la práctica del buceo. Las costas del Pacífico y del Caribe, junto a su clima tropical, permiten al visitante encontrar bellezas en sus profundidades, ya sea por sus paisajes marinos o por la gran biodiversidad que convive en las formaciones coralinas.

Además, se ha convertido en uno de los destinos favoritos para practicar surf a nivel mundial tanto por el fácil acceso a sus océanos como por la amplia variedad de categorías de surf que se pueden practicar tanto en el Caribe como en el Pacífico, aunque es esta última quien cuenta con más zonas para practicarlo.

Por otra parte, el visitante tiene la oportunidad de disfrutar tanto en agua dulce como salada de otras actividades como kayaking, tanto para expertos como para principiantes; y tubbing, una actividad que todos los ticos han disfrutados desde pequeños y que consiste en subirse a un tubo de goma adaptado con protecciones.

Sin olvidar, el rafting, una de las actividades más reconocidas de Costa Rica que ha crecido en popularidad desde 1970. Se realiza al aire libre y se utiliza una balsa inflable para navegar, remos, un guía y, sobre todo, un gran equipo con muchas ganas de pasarlo bien. Entre los ríos más destacados donde principiantes y visitantes de nivel intermedio pueden practicar este deporte es en Sarapiquí, Savegre o Pacuare, dónde siempre es recomendable revisar las empresas certificadas por el Instituto Costarricense de Turismo.

Rutas que llenan de (pura) vida

El visitante, en su viaje a Costa Rica, también tiene la oportunidad de recorrer idílicos paisajes a pie, empapándose de toda la naturaleza que le rodea y teniendo un contacto más próximo con ella.

Entre las actividades se encuentra el ciclismo, senderismo, cabalgatas y recorrer caminos en quad. Con ellas es posible respirar aire fresco y natural mientras contempla bellos paisajes, pero también otras como conocer los principales museos donde se muestran la historia y el arte del país. Además, las cabalgatas se pueden disfrutar en la mayor parte del país, son guiadas por expertos y recorren diversos senderos a través del bosque mientras se conoce interesantes pueblos y se comparte la cultura y gastronomía costarricense.

Te puede interesar

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído