El 95,7 por ciento de los electores votó en el referéndum a favor de la unificación

Clamor unánime de los crimeos por el ‘regreso’ a Rusia sin importarles nada la UE y menos aún EEUU

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha defendido la legalidad de la votación, mientras que el Gobierno de Kiev la ha condenado

La Unión Europea dice que no reconocerá los resultados de la votación, y amenaza con Estados Unidos a Moscú con sanciones

El 95,7 por ciento de los electores crimeos votó en el referéndum de este domingo 16 de marzo de 2014 a favor de la unificación con Rusia, según los resultados oficiales parciales, correspondientes al 75 por ciento del escrutinio, anunciados por el presidente de la Comisión Electoral crimea, Mijail Malishev.

Anteriormente, las encuestas a pie de urna indicaban que el 93 por ciento del censo electoral de la autonomía ucraniana de Crimea apoyó la anexión con Rusia. Crimea cerró a las 20.00 hora local (19.00 hora española) los colegios electorales tras la celebración de un referéndum separatista en el que hubo una participación superior al 80 por ciento.

PUTIN DEFIENDE LA LEGALIDAD

El presidente ruso, Vladímir Putin ha defendido la legalidad de la votación, mientras que el Gobierno de Kiev lo ha condenado y Estados Unidos y la UE han amenazado a Moscú con sanciones.

De hecho, la UE ha dicho que no reconocerá los resultados de la votación. Ajeno a esto, el viceprimerministro de Crimea, Rustam Temirgaliev, ha considerado el resultado de la encuesta «una victoria para la región de Crimea».

Las autoridades separatistas no pierden el tiempo y este lunes el Parlamento crimeo refrendará los resultados de la consulta y se dirigirá al presidente de Rusia, Vladímir Putin, para pedirle la incorporación de la república a la Federación Rusa.

«Haremos todo lo más rápidamente posible, aunque cumpliendo todos los requisitos legales»

, dijo el primer ministro crimeo, Serguéi Axiónov, quien adelantó que una delegación parlamentaria crimea viajará mañana mismo a Moscú para iniciar el proceso de anexión.

El primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, sin embargo, se ha comprometido este domingo a perseguir y llevar ante la justicia a quienes están fomentando el separatismo en la región de Crimea «bajo el amparo de tropas rusas».

«Por encima de todo quiero decir (…) al pueblo ucraniano que no les quepa duda de que el Estado ucraniano encontrará a los cabecillas del separatismo y la división que ahora, bajo el amparo de tropas rusas, intentan destruir la independencia de Ucrania»,

ha afirmado Yatseniuk en la mañana de este domingo durante el Consejo de Ministros.

«Los encontraremos a todos aunque tardemos un año o dos años y los llevaremos ante la justicia y los juzgaremos en los tribunales ucranianos e internacionales. Les quemará el suelo bajo sus pies»,

ha amenazado. Yatseniuk ha defendido además la creación de una nueva organización de seguridad, la Guardia Nacional, en la que pretende encuadrar a 20.000 nuevos agentes.

«Tendrá centros de formación y se les distribuirá armamento. Tendréis la oportunidad de defender a este país con las fuerzas de la Guardia Nacional y las Fuerzas de Seguridad».

El referéndum

Los habitantes de Crimea debían elegir entre la reunificación con Rusia de esta república autónoma ucraniana y una amplia autonomía en el seno de Ucrania. Tras el cierre de los colegios electorales, la comisión electoral informó de que la participación fue superior al 80 por ciento de los 1,5 millones de personas con derecho al voto.

En la ciudad de Sebastopol, donde tiene su base la flota rusa del Mar Negro, y con un estatuto especial, la participación alcanzó el 85 por ciento.

En Simferópol, en la plaza de Lenin, frente al edificio del Gobierno crimeo, centenares de personas celebran por adelantado la victoria de la reunificación con Rusia ondeando banderas tricolores rusas y crimeas, mientras tiene lugar un concierto.

Los representantes de la comunidad ucraniana acusaron a las autoridades separatistas de fraude y la minoría tártara boicoteó la consulta. Con todo, será el Parlamento el que deba refrendar mañana, lunes, los resultados de la consulta popular durante una sesión extraordinaria.

A partir de ese momento, la república autoproclamada independiente se dirigirá al presidente ruso, Vladímir Putin, para que acepte a Crimea en el seno de la Federación Rusa.

300.000 electores con derecho a voto

Más de un millón y medio de votantes fueron llamados a las urnas en Crimea, mientras en la también secesionista ciudad portuaria de Sebastopol eran más de 300.000 los electores con derecho a voto en un idéntico plebiscito separatista.

Crimea siguió adelante con el referéndum pese a que el sábado la Rada Suprema de Ucrania disolvió el Parlamento separatista, que convocó la consulta y aprobó esta semana una Declaración de Independencia.

Estados Unidos, la Unión Europea y la gran mayoría de la comunidad internacional ha asegurado que no reconocerá los resultados del referéndum separatista y mantienen su defensa de la integridad territorial de Ucrania.

Rusia, que vetó una resolución de condena del referéndum separatista en el Consejo de Seguridad de la ONU, asegura que respetará la opinión de la mayoría en la península conquistada por el imperio ruso en el siglo XVIII.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído