No más Mentiras

Antonio García Fuentes

Andalucía antes, después: Y hoy

Andalucía antes, después: y hoy

En el territorio que hoy políticamente lo componen ocho provincias españolas y cuya extensión equivale a la de Portugal (90.000 km2 aprox.); tiene una muy larga historia y que incluso se refleja en La Biblia (reinado de Salomón); existiendo aquí una “mítica” civilización (Tartesos o Tartessos) cuyas leyes se afirma, eran escritas en verso; y que ya comerciaban con griegos, judíos y otros pueblos del entorno y antes de que existiera Roma como potencia. Empieza a ser conquistada o colonizada por esos pueblos (principalmente Cartago) luego romanos; después los “bárbaros del norte”; posteriormente los musulmanes, hasta que “los reyes castellanos” se apoderan de ella y así; “milenio tras milenio”, fue conquistada, empobrecida y prácticamente seguimos en esa “congelación. Y como ahora está reciente el reconocimiento de las ruinas de la ciudad califal “Medina Azahara”, como “Patrimonio Mundial”; y cuya edificación y esplendor vino con el poder del denominado “Califato de Córdoba”; y donde “lo musulmán”, llega a un esplendor cultural, nunca igualado desde entonces; y el que fue destruido por las tribus musulmanas, del norte del hoy Marruecos (“inquisición fanática”); por tanto no fue culpa del cristianismo, sino todo lo contrario, ya que debido a ello y la “multidivisión”, de aquel imperio “occidental”, en pequeños reinos o “coras musulmanas”; fue el motivo para que estas fuesen cayendo conquistadas por los otros reyes cristianos de la Península.
Así, Andalucía pasó a ser “casi” la colonia del resto de España, allá por el S. XIII y a partir del XVI ya lo fue totalmente; durante 246 años más, aún se mantuvo el muy importante reino de Granada (lo era en población y riquezas igual a otros importantes europeos) pero aprovechando luchas intestinas, los denominados reyes católicos, acabaron con él y mediante “pactos no cumplidos”, obtuvieron “el último grano de aquella grandiosa Granada”; o sea la capital; cumpliéndose así el vaticinio de uno de los dos monarcas católicos… “conquistaremos a Granada grano a grano”. Con ello se acabó aquel califato musulmán y el poder islámico en Europa… “hoy vuelven a surgir mezquitas en abundancia no solo en Granada, puesto que la nueva invasión islámica está en marcha, pero esta es “de corte fanático y muy lejana de lo que fuera aquel califato”; y hoy no es achacable a otro traidor D. Julián, conde en Ceuta y al que se asigna la complicidad para que “los moros” cruzaran el Estrecho como un paseo a nado en una de sus albercas”; lo que les permitió permanecer aquí casi ocho siglos. “Hoy se debe a una plaga de políticos inútiles que no han aprendido aún, que el aceite y el vinagre no se emulsionan jamás y cada componente siempre vuelve a su ser”.

Y es que Andalucía siempre fue fácilmente conquistada por tropas organizadas; aquí nunca hubo resistencia notable “al invasor” y así seguimos hoy; quizá por la mucha riqueza que aquí hay, la poca población en relación a su extensión, por lo que aquí se da con creces aquello tan viejo que afirma… “donde comen cuatro comen algunos más y todos comen bien”.
Como siempre ocurría entonces, a los vencidos ricos se les arrebataba todo y pasaba a los capitanes y notables (también al clero) del conquistador; sólo se les dejaba lo que podían llevarse consigo si es que se les daba esa gracia; debido a ello una provincia tan rica y extensa como la mía (Jaén) se afirma, que en el S. XIX, toda ella era propiedad de un ciento de familias y poco más; los pueblos, la masa, la plebe, simplemente pasaron de amo en amo y a seguir trabajando para los que llegaron.
Por todo ello “y muchas cosas más”, aquí se instaló una pobreza miserable y que “congeló” todo movimiento, dejándose éste sólo para adorar a santos y vírgenes y que ellos consolaran al pueblo, en espera de “siglos mejores”. Tan es así, que según en qué “esferas”, estos casi noventa mil kilómetros cuadrados, son calificados como “el cortijo andaluz”; del que los señores del mismo se consideran dueños y señores como lo fueron muchos otros en el pasado; y aquí nunca se ha notado el político nativos, salvo para adular al superior que “reina en Madrid”, cosa que nos repatea a los que aparte de españoles, somos primero andaluces y antes del lar donde nacimos.
Llegado este período que nos dicen “por nuestros muertos” que es democrático, cosa dudosa por demás; este territorio en poder político, representa el veinte por ciento (o más) del parlamento nacional y sin embargo, no se nota apenas nada, ni incluso habiendo sido “cuna” de muchos notables políticos (incluido el primer presidente: Felipe González) que propiciaron desde un principio, la conquista partidista de Andalucía, de cara a un dudoso socialismo (PSOE) el que se adueñó de toda la política andaluza y así sigue hoy en día; como así de empobrecida o más a tenor con los tiempos, sigue la región tras cuatro décadas de ese socialismo, que se sostiene precisamente por un voto cautivo y subvencionado, que controlan a la perfección.
Ahora surge “un grito” que ya veremos si es ahogado como siempre: “Aldabonazo a la Junta de Andalucía: Los ingenieros piden “ambición” para modernizar Andalucía. Presentan 99 proyectos para impulsar la convergencia con las regiones ricas y denuncian la lentitud y falta de eficacia de la Administración autonómica”. Estos son los titulares que en página 68 del diario ABC del 29-06-2018, que junto a un amplio informe pormenorizado, publica dicho periódico.
Pero visto los antecedentes, “los ahora propietarios del cortijo andaluz”, seguirán con su política de aprovechamiento privado de recursos, para ellos y sus infinitos nepotes; y al resto, “los seguirán entreteniendo con deportes y espectáculos, fiestas, ferias, romerías, gastronomías, sitios visitables y demás opios para que la masa crea que vive en el mejor de los mundos”; y que no siguen siendo lo que son desde antes de Franco, con Franco y después de Franco; o sea; “una enorme granja o criadero de hombres y mujeres, donde la mejor selección de estos, tiene que seguir saliendo de Andalucía para realizarse como tales”… ¡¡O sea UNA GRAN VERGÜENZA!!

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más)

Recibe nuestras noticias en tu correo

Antonio García Fuentes

Empezó a escribir en prensa y revistas en 1975 en el “Diario Jaén”. Tiene en su haber miles de artículos publicados y, actualmente, publica incluso en Estados Unidos. Tiene también una docena de libros publicados, el primero escrito en 1.965, otros tantos sin publicar y mucho material escrito y archivado. Ha pronunciado conferencias, charlas y coloquios y otras actividades similares.

Lo más leído