Artículo del director de 'Es la Mañana de Federico' en Libertad Digital

Losantos hace papilla a Carmena: «La cabra tira al monte y la comunista, a la trola»

"La providencia" esgrimida por la desvergonzada 'edila' tendría que ser la Divina Providencia, e incluso así, Mato, Mayer y Valera seguirían estando imputados por tres delitos"

Losantos hace papilla a Carmena: "La cabra tira al monte y la comunista, a la trola"
Federico Jiménez Losantos y Manuela Carmena.

Recital de sopapos de Federico Jiménez Losantos a Manuela Carmena. La alcaldesa de Madrid se lleva este 25 de junio de 2017 una buena carga de obleas nada religiosas por intentar justificar a sus ediles imputados, Celia Mayer y Carlos Sánchez Mato, por gastarse 100.000 euros para denunciar el convenio del anterior equipo de Gobierno con el Open de Tenis Mutua de Madrid.

Losantos arranca a lo grande:

No hay mejor pasarela política ni termómetro más sensible que el de Madrid. Y el Ayuntamiento de Carmena va consiguiendo que se vayan resignando todos, de los concejales de la Oposición a la mayoría de los ciudadanos, hartos de quejarse en vano o de hablar con el Muro de Berlín. ¿Resignarse a qué? A la mentira. Nunca, en gobierno alguno, sea nacional, regional o municipal, ha habido tal cantidad de mentirosos, tan burdos, tan descarados y tan absolutamente impunes. Del Zapata a Rita Maestre, del ‘Sobrinísimo’ al ‘Guillotinador’, de la Mayer al Sánchez Mato, o ‘Analfamato’, no hay delito que no se sustancie en trola ni embuste que no camufle delito.

Detalla que:

Pero la alcaldesa Carmena, la Abuelita Lobo, ha batido esta semana todas las marcas de mendacidad podemita, algunas reputadas inalcanzables. Al principio, aprovechó que estaba alzando nieves en Canadá y sugirió a través de la Mano de la Reina, o sea del ‘Sobrinísimo’, que no tragaría las ruedas de molino servidas por la ‘Papisa Pitita’ diciendo que, pese al Código Ético de Podemos, no dimitirían los concejales Mayer y Sánchez Mato, que con Varela (expulsada de Madrid Destino) han sido imputados por delitos de malversación de fondos públicos, prevaricación y delito societario; por denunciar, contra el criterio de los técnicos municipales y a espaldas de Carmena, al Open de Tenis de Madrid, dando, sin concurso 100.000 euros a dos despachos amigos, para urdir un informe y llevarlo a la Fiscalía.

Dice que al final Carmena prefiere instalarse en el trágala y en la mentira más aviesa:

Pero al final, la cabra tira al monte, el comunista a la trola y, como bien predijo Martínez Almeida, esta anciana, que por su delicadísima salud debe viajar en Bussiness, está dispuesta a inmolarse por nosotros en las próximas elecciones, así que se envainó el mohín, renegó de sus dos ceses previos (Varela y Mayer), fingió que eran obleas las ruedas de ‘Pitita’, se olvidó de su queja tras saber que Mato y Mayer habían actuado a sus espaldas, y llegó a la prueba de la ignominia, que en el comunismo fetén es la del algodón: proclamar la mentira que más puede perjudicarla.

Y así lo hizo: esgrimió su condición de antigua jueza para inventar una figura jurídica que no existe en la legislación española, la ‘querellación’, derogando las que hay para los dos tipos presuntamente delictivos: «testigo e investigado» o «imputado», que así se llamaba hasta hace poco al «investigado».

Recuerda las falsas palabras de la alcaldesa:

Mato y Mayer, dijo «no son imputados sino querellados, ¿por qué van a tener que dimitir si no hay nada contra ellos? No hay nada contra ellos, así de simple».

Así de falso. «La providencia» esgrimida por la desvergonzada ‘edila’ tendría que ser la Divina Providencia, e incluso así, Mato, Mayer y Valera seguirían estando imputados -o investigados, nunca querellados-, por tres delitos: malversación de fondos, prevaricación y delito societario. Pero la apoteosis de la corrupción de la Verdad, de la Justicia y del más elemental decoro político llegó cuando en el escenario del Teatro Español declamó:

«Un político que es formalmente acusado de un delito de corrupción debe poner su cargo a disposición de los demás» (aquí, calderón: peeero…) «no tiene lógica hablar de dimisiones» (¿Qué nooo?) «No es el caso con el delito de prevaricación, que no es nada más que dictar una resolución que no es conforme a derecho, no tiene nada que ver con la corrupción».

Insiste en el nivel de mentiras de Carmena:

Hete aquí que, aunque de avanzada edad, nos ha nacido una ‘bacigalupa’. La prevaricación no es un error técnico, una aplicación discutible de la Ley . Es el peor de los delitos que puede cometer un funcionario público, sobre todo si es juez: «dictar una sentencia injusta a sabiendas». El mentirón de la alcaldesa ilustra lo que habrá hecho tantos años al dictar sus sentencias: lo que le ha dado la real gana, ajustando a sus ganas el Derecho.

Pero es que además omite el delito más grave, el indiscutible, al que, por oponerse repetidamente los técnicos del ayuntamiento, recurrieron Mato y Mayer: coger 100.000 euros, favorecer dos despachos privados, léase terceros (cuarto delito que omitió el juez y supongo recurrirá el fiscal) uno de ellos con motivos de animadversión personal a Gallardón, y que les hicieron el informe ad hoc que Mato & Mayer presentaron a la Fiscalía, por su cuenta y riesgo, que era el de la destitución por no decírselo a nadie.

Añade que:

Y aprovechando de forma repugnante su condición de antigua jueza para asustar a los periodistas jóvenes, la Camarada Carmena, Comisaria del Soviet de la Trola, culminó así la faena de engañabobos para requetenecios:

«Cuando los magistrados escriben una providencia dicen lo que dicen aunque se quiera ver lo que no hay; no hay imputación ninguna, punto».

Y concluye:

O Carmena está ciega o deben imputarla por prevaricación, punto y coma. Debemos rebelarnos contra la tiranía de estos mentirosos redomados, punto y seguido. Es preciso echar a los comunistas de la política, antes de que los comunistas echen de la política a todos los ciudadanos. Punto final.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído