Los rebeldes dan por rotas definitivamente las negociaciones en Bani Walid

Los dirigentes del Consejo Nacional de Transición (CNT) rebelde han informado de que se han roto las negociaciones que mantenían con los dirigentes tribales de la ciudad de Bani Walid para una rendición de la ciudad, uno de los últimos enclaves aún controlados por los fieles al líder libio, Muamar Gadafi.

«Las negociaciones están muertas y enterradas», ha explicado una corresponsal de la cadena Al Yazira, Sue Turton, desplazada hasta las inmediaciones de Bani Walid.

Ahora los milicianos rebeldes esperan que los propios vecinos de la ciudad se subleven contra los gadafistas. De lo contrario, tendrán que emplear la fuerza. Las columnas rebeldes ya rodean la ciudad y podrían entrar en cualquier momento, según fuentes de los insurgentes.

A principios de este domingo, un representante del CNT había informado de que las conversaciones se habían roto y que sus combatientes estaban preparados para hacerse con el control de la ciudad por la fuerza.

Sin embargo, horas más tarde, representantes de las tribus llegaron al control rebelde establecido en el frente, situado a 60 kilómetros de Bani Walid. «No queremos resolverlo militarmente», ha señalado el representante del CNT, Abusif Ghnyah. «No queremos disparar ni un solo tiro. No queremos sangre», ha añadido.

Ghnyah ha informado además de que una veintena de gadafistas controlan el centro de Bani Walid, una cifra que contrasta claramente con la aportada por otros miembros del CNT, que han estimado que podría haber hasta un centenar de combatientes fieles a Gadafi dentro de la ciudad.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído