LA CLAVE DEL DÍA

Los dos directivos que quebraron Catalunya Caixa serán indemnizados con 1,2 millones

El Estado les despidió de la caja catalana por su "mala gestión", pero han ganado su primer juicio

Los dos directivos que quebraron Catalunya Caixa serán indemnizados con 1,2 millones
Narcís Serra y Adolf Todó.

CatalunyaCaixa ha recibido 12.000 millones, la mayor ayuda bancaria en proporción a los activos, por encima de Bankia

El comportamiento de los directivos que han saqueado y arruinado las cajas de ahorros durante décadas sigue causando asombro, no sólo por su impunidad, sino también por su desfachatez.

El FROB despidió al presidente, Adolf Todó, y al consejero delegado, Jaume Masana, por su conducta contraria al interés de la entidad y lo hizo sin indemnizarles, pero los dos ejecutivos demandaron al Estado y han ganado el juicio: o readmisión en sus puestos o cada uno percibirá 600.000 euros de indemnización por despido abonados por el banco. El ministro Luis Guindos ha anunciado que el Estado recurrirá la sentencia.

Catalunya Caixa, luego Catalunya Banc, fue la segunda caja de ahorros catalana en importancia, y entre 2005 y 2010 la presidió el socialista narcís Serra, que fue ministro de Defensa y vicepresidente del Gobierno a las órdenes de Felipe González entre 1982 y 1995.

Todos los periódicos dan la noticia, algunos de ellos en portada, como El Mundo y La Vanguardia. Como dato curioso, este último diario recoge que los abogados de los ejecutivos trabajan para el bufete de Miquel Roca, el abogado defensor de la infanta Cristina.

EL MUNDO

La carta de despido trascendió ayer en la sentencia del magistrado del juzgado nº 8 de lo Social de Barcelona, Francisco Leal. Éste ha decidido que el Frob no ha acreditado debidamente el comportamiento desleal de Todó y Masana que describe en su carta y, por tanto, declara «improcedente» su despido y obliga al Frob a indemnizarles con 600.000 euros a cada uno o bien a readmitirles en Catalunya Banc, el banco creado a partir del grupo de cajas liderado por Caixa Catalunya. El juez asegura que la entidad controlada por el Frob no ha acreditado las razones del despido ni ha propuesto las pruebas periciales que hubieran permitido demostrar la acusación.

LA VANGUARDIA

En el fallo, el juez considera que en las cartas de despido de ambos directivos no están suficientemente justificadas las casusas que darían origen a un despido disciplinario. El fallo constata que de los seis puntos que se detallan en la carta de despidos a ambos directivos para justificar la extinción de los contratos sólo se mantienen tres: discrepancias en la formulación de las cuentas anuales, «invasión» sindical en la sede del banco y el informe McKinsey, por el que se pagó 375.000 euros.

EL PAÍS

Catalunya Banc cerró 2012 con 11.819 millones de pérdidas y el Estado tuvo que inyectar 12.050 millones, lo que supone la mayor ayuda bancaria en España (superior a la de Bankia) en proporción a su tamaño. Todó ganó 3,3 millones entre el 1 de abril de 2008 y el 10 de mayo de 2013 que estuvo trabajando en la entidad catalana, a la que llegó cuando ya tenía serios problemas y con el encargo de intentar enderezarla. Entre 2008 y 2010, la entidad ganó 351 millones, pero tuvo números rojos por 13.154 millones en 2011 y 2012. Aún se desconocen los resultados de 2013, aunque algunas fuentes apuntan a que la entidad ha regresado a los beneficios.

ABC

Su despido de la entidad no es el único contencioso judicial de Adolf Todó. También debe afrontar una imputación por un presunto delito de administración desleal, al atribuirse sueldos y retribuciones consideradas «desproporcionadas». Junto a Todó están imputados el expresidente Narcís Serra y otros 52 integrantes del consejo de administración. Los hechos se refieren a decisiones adoptadas por la cúpula de la entidad en 2010, cuando esta ya atravesaba una situación crítica. A criterio de la Fiscalía, utilizaron los fondos en beneficio propio, y «con claro perjuicio para la entidad, lo cual contribuyó a su grave crisis financiera».

LA RAZÓN

En octubre de 2011 el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) nombró a Adolf Todó presidente de Catalunya Caixa en sustitución de Narcís Serra. En esa misma fecha, Jaume Masana entró a formar parte de la entidad como consejero delegado. Todó había sido director general de Caixa Manresa desde 1995. Posteriormente, en 2008, fue nombrado director general de Caixa Catalunya. En 2010 esta entidad se fusionó con las cajas de Tarragona y Manresa en Catalunya Caixa.

Todó y Masana son despedidos sin derecho a indemnización el 10 de mayo de 2013 por el FROB tras el fracaso de la segunda subasta de la entidad. Además, el FROB y el Ministerio de Economía acusaron a Todó de cierta pasividad a la hora de reestructurar la caja. Entre otros reproches, el FROB destacó que los dos altos ejecutivos se presentaban ante los potenciales compradores de la entidad, en el primer proceso de intento de venta, con datos que incluían previsiones por pérdidas esperadas muy superiores a las conocidas por los órganos de gobierno del banco.

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Pedro F. Barbadillo

Es un intelectual que desde siempre ha querido formar parte del mundo de la comunicación y a él ha dedicado su vida profesional y parte de su vida privada.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído