¿HABRÁS VIERNES NEGROS TRAS ESTE EJERCICIO DE MANIPULACIÓN?

‘El Lechero’ Fortes se lanza al cuello de Montserrat para defender a la ministra homófoba: «Era una conversación privada, no todo vale en política»

Los medios estrella se esmera en poner el foco en el adjetivo homófobo para camuflar la ridícula mentira

Es entrañable ver a los medios en auxilio de la ministra Dolores Delgado. Hasta Susanna Griso (que defendió con el mismo esmero a Maxim Huerta cuando estalló su escándalo fiscal) puso se esfuerzo en defender a la titular de Justicia (‘La comilona del Rianxo’: Lola, Villarejo, ‘El Gordo’, Garzón y dos comisarios del montón).

Y ahí han salido todos los tertulianos de la izquierda guay, desde Fernando Berlín a Ignacio Escolar a insistir en que era una ‘conversación privada’ (La quinta versión de Delgado: con lo de ‘maricón’ no se refería a la condición sexual de Marlaska).

Es curioso que cuanto las basuras de Villarejo servían para ‘pringar’ al PP, a Jorge Fernández Díaz, a Ignacio González o al Rey emérito, entonces a la prensa guay le parecía estupendo, mientras que ahora no parece que se lo parezca tanto (La ‘feminista’ ministra Dolores Delgado, en la picota: «Marlaska es maricón»).

Las conversaciones privadas con terminología desagradable valen si sirven para poner a parir a un Donald Trump por machista, a una Esperanza Aguirre porque dice palabrotas, a Salvador Sostres porque es un salidorro, o a Martínez de Castro porque es una faltona… pero ¡ojo! Si es para tachar de homófoba a una ministra guay como Dolores Delgado, entonces el tema es una inofensiva conversación privada que no tenemos derecho a mirar.

Los dobles raseros de siempre. Como la patética TV3 donde tanto se criticó que se airearan los whatsapps de Puigdemont y Toni Comín, mientras que airearon sin problemas los del Rey, Letizia y López-Madrid o los de Rajoy (Justicia desmiente a la ministra Delgado: sí se refería a Marlaska al llamarle «maricón»).

Eso sí, los tertulianos han conseguido algo al poner el foco en el tema del comentario homófobo y no en el ridícul que supone que la ministra negara conocer a Villarejo y luego en el Club Siglo XXI usara el ridículo argumento de que ella se refería a que no conocía a Villarejo como Villarejo-comisario, sino que le conocía como Villarejo-abogado

Uno de los con más ímpetu defendió a la ministra Delgado fue Xabier Fortes en ‘Los Desayunos’ donde en una pregunta a la portavoz del PP, Dolors Montserrat, coló una genuina regañina:

Dolors Montserrat: La ministra, precisamente de Justicia, donde ahora mismo se está defendiendo la ley contra la discriminación LGBT… ¿La va a defender esta ministra? Tiene que dimitir (…)

Xabier Fortes: Pero… acaba de citar a parte de las declaraciones de la ministra… (…) está citando esas expresiones que usaba… ¿no es… delicado…? O… ¿Cómo lo diría…? Tsk… abre una puerta peligrosa que… valga todo en política. Es decir, usted está analizando y comentando declaraciones que ella ha hecho hace nueve años, cuando no era ministra. En una conversación de café, privada. Desafortunadas, absolutamente… ¡pero del ámbito privado! ¿Todos resistiríamos que nos grabasen las conversaciones en una conversación privada? ¿Ustedes saben que si llegan al Gobierno puede haber también conversaciones de café con ustedes? ¿Serían tan drásticos con partidos de partido y de gobierno que tuvieran conversaciones parecidas tomándose un café?

Dolors Montserrat: Es que en política lo que no se perdona es la mentira.

Xabier Fortes: Pero aparte de la mentira…

Dolors Montserrat: Yo no entro a valorar…

Xabier Fortes: Sí, ha dicho que eran homofobas. Las declaraciones…

Dolors Montserrat: Si, pero… entro a valorar que ella ha mentido, ha mentido tres veces. Tanto en sus notas de prensa como en el parlamento donde dijo que no conocía a este señor. Ni pública, ni privada, luego dijo que se lo había encontrado en algún acto institucional y ahora dice que comió con él tres veces. Eso es mentir (…)

Xabier Fortes: Pero aparte de eso (…), usted acaba de referirse a unas declaraciones de fondo homófobas… ¡Eso es poner el foco en un personaje de perfiles bastante oscuros como vimos en una pieza anterior, un personaje que hizo chantaje o al menos lo intentó al jefe emérito… al jefe del Estado emérito… ¿No estamos poniendo el foco…? No ya en lo de que mintió, que me ha quedado claro, sino también en lo que dijo. ¡En una conversación privada! ¿Eso no abre una puerta delicada para todos los políticos que tengan charlas de café donde no se habla con el tono correcto y diplomático que habitualmente utilizan los políticos?
Dolors Montserrat: Pero si la ministra lo tenía muy fácil, preguntado por este caso tenía que haber dicho la verdad sobre este caso: «Sí, conozco a este señor». (…) No lo dijo. Ha mentido. (…) Tiene que dimitir…

Xabier Fortes: Pero no por lo que dijo, no por la conversación.

Dolors Montserrat: Ahí no me meto.

Xabier Fortes: ¡Sí, dijo que eran declaraciones homófobas!

Dolors Montserrat: Si esto le hubiera pasado a uno del PP estarían todas las asociaciones pidiendo la dimisión… falta ruido…

Xabier Fortes: Lo de ruido está de moda

La pregunta con homilía de Fortes a Montserrat merece la pena ser analizada aparte. Dice «sería igual de duros si eso le hubiera pasado al PP».

Una lástima que Montserrat no le devolviera una pregunta a él: «¿Y sería usted muy duro si en la etapa de Sergio Martín o Víctor Arribas hubieran hecho ese tipo de preguntas con regañina a un representante del PSOE Podemos o ye la estaría usted poniendo a parir en twitter si alguno de ellos hubiera hecho algo así, señor Fortes?».

La diferencia, es que Fortes puede entrevistar como quiera sabiendo que sus compañeros como Martín o Arribas no le van a poner a caldo en las redes sociales o en otras cadenas como sí hacia Fortes contra ellos. En eso, sí tenía razón la ex ministra Montón. No todos son iguales.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído