Ingresos en los psiquiátricos y epidemia constitucional por solicitar permiso para solicitar derechos constitucionales en los años noventa.

Aquellos a quién la suerte hirió con garras de fiera.

Operación Columna,actos criminales desde el estado, con fondos públicos, contra todos los ciudadanos, por el ejercicio de derechos constitucionales.

Aquellos a quién la suerte hirió con garras de fiera.
En la Guardia Civil y en la Policía nadie lucha solo, y cada golpe que le den a nuestros compañeros nos tendrán a todos enfrente, Alfredo Perdiguero no está solo.

Nunca pensé que este precioso cuplé que al parecer resumía las vivencias de un legionario  en su lucha sin cuartel por defender lo que para él era justo, hallando la muerte en su cruzada, cuplé en la actualidad utilizado en actos solemnes por nuestros queridos legionarios del Ejercito Español,  pudiéramos extenderlo, al menos a mi parecer a aquéllos Policías Nacionales, y Guardias Civiles que en su lucha por la justicia, y la verdad fueron heridos con garras de fiera.

Y el lector se preguntará que tendrá que ver con los dos Cuerpos Policiales que componen la seguridad del Estado, pues sí, tiene y mucho que ver y me explico.

Soy fiel seguidor del compañero del Cuerpo hermano, el Sr. Sánchez Fornet, quien a mi juicio es un luchador incansable contra la corrupción, venga del bando que venga y sobre todo, con descarada objetividad, sobre la basura interna, a Dios gracias, cada vez menos, que por desgracia han poblado los dos Cuerpos Policiales más valorados de España. No sin ello haber sufrido en sus carnes las tan citadas garras, por defender lo justo.

Y si esto es poco,  esta misma mañana, he oído de pasada la noticia que a otro compañero del CNP lo expedientaba la propia Policía, –Alfredo Perdiguero– por al parecer según OK diario, llamar a nuestro Vicepresidente del Gobierno, “ el del moño”,  sí señores sí, este señor que disfruta viendo como se agrede a un funcionario policial y lo expresa públicamente sin responsabilidad alguna, pero luego “ llora por los rincones “ cuando se protesta frente a su casoplón, utilizando a esos Cuerpos policiales que tanto odia para su interés personal.

Y más aun comparte tertulia y colegueo con terroristas y enemigos del país,  en consecuencia de nuestra Constitución. Pero cuídado señores, es el segundo de nuestro Gobierno.

Soy fiel seguidor, en incluso amigo de aquéllos Guardias Civiles que fueron encarcelados, enviados a Tribunales médicos para desacreditarlos como personas, por solo intentar, dentro ya de un Estado de derecho que se garantizaran los mismos, hacía años de la proclamación de nuestra Constitución como símbolo de democracia, de libertad ciudadana, de garantía de derechos y, en definitiva donde como valor superior al ordenamiento jurídico proclamaba la justicia, cítese al menos a José Carlos Piñeiro, el Cabo Rosas, el Sgto. Morata, el ya fallecido Manolo Linde Falero, el Guardia Civil Alejandro Borja y un largo etc de compañeros que fueron heridos con garras de fiera, por quienes están en la obligación de defender la Constitución, cuando ellos solo se salieron “ del rebaño “, para que se garantizaran los derechos inherentes a un ciudadano Español, en su plenitud de derechos civiles.Ve+ Historia de corrupción permitida desde el estado, Operación Columna.

Y a la vista de todos estos despropósitos no  me queda más que narrar en primera persona, lo que supone en ocasiones enfrentarse al poder corrupto o no, juzguen ustedes mismos, una vez lean los documentos adjuntos y al mismo tiempo vean el doble rasero, de cuando se quiere aplicar la norma a uno de dentro y al que molesta.

A primero de los años 90 cuando la cúpula de la Guardia Civil, estaba azotando a aquéllos compañeros que según el régimen sectario se salían del rebaño, con la sola intención de que se respetara al funcionario policial como asalariado del Estado Español, ni más, ni menos, poder tener un eslabón o apoyo ajeno al sistema sectario que por desgracia se imponía en aquéllas fechas, donde a modo de ejemplo se puede citar visto y comprobado por mi mismo, no tener ni llave para entrar y salir de un cuartel una vez cerrado, cuando al tiempo constituía tu propio domicilio, superar las cien horas de servicio a la semana etc. etc, en fin todo un disparate,  muchos valientes se la jugaron por intentar enderezar esa falsa disciplina y jerarquía, que a mi juicio y así lo voy a acreditar solo se traducía en una convivencia forzada dentro de una secta, donde a más inri te decían, “ si no te interesa, vete, aquí nadie te ha llamado”. O, sea, o te dejas azotar o te largas.

Pero bien, según la cúpula de aquél entonces, estos ciudadanos honrados con tricornio en la cabeza que juraron defender a España, fueron tratados como a vulgares terroristas por pretender poner coto a una situación insufrible, expulsados del Cuerpo y enviados al más absoluto ostracismo, piensen señores que eran “ apestados “, a los que no podía acercarse, salvo que te etiquetaran. Insólito, verdad?.

Pues bien, esa misma Guardia Civil que en aquéllas fechas obraba  con el máximo rigor frente a quién según ellos “ lo hacían mal “, al mismo tiempo y en unidad de acto, tildaban de desleal a un Guardia Civil que en aquéllos años denunciaba a un Capitán del Cuerpo, que finalmente fue condenado a dos años de prisión, a saberse, desleal por haber utilizado una vía constitucional de primer orden, llámese tutela judicial efectiva, derecho a un proceso justo y con todas las garantías etc, principios consagrados en el artículo 24 de nuestra Carta Magna, pero no, justo al contrario, la Guardia Civil, volvía a herir con garra de fiera al Guardia denunciante, vapuleandolo, machacándolo y como no, enviándolo al hospital Gómez Ulla, para así asegurarse la impunidad, ante un “ loco con ideas delirantes”. Donde estaba ese rigor, porqué no se actuó frente al delincuente, al que se le abrió la puerta una vez cumplida su condena?. Increíble, verdad?

Y es por ello por lo que voy a trasladar para el lector aquéllos documentos que pueden dar veracidad a la impresión que tengo sobre determinadas administraciones investidas de exorbitantes poderes, que han tenido la facultad de destrozar a personas, convirtiéndolos en enemigos de los propios Guardias y Policías, por ser SINDICALISTAS, sin más, sin pensar que gracias a todos ellos, hoy se tiene una jornada laboral casi digna, se tiene algo que se puede incluso parecer a una conciliación familiar-laboral y otros muchos medio derechos logrados, ojo derechos que se han beneficiado desde el primer hasta el último Guardia, sin renuncia a saberse por aquéllos que a modo de servilismo hacían el trabajo sucio y traidor a aquéllos “mandamases” poco honrados.

Lean, juzguen y recapaciten, y sobre todo plantéense quién es el bueno y quién el malo en una sociedad que se nos va de la mano, o que ya se iba hace más de treinta años, donde el poder siempre se ha traducido en corrupción.

Los servícios de información para seguir a un Guardia Civil que solo cumplió con su obligación de denunciar los atentados contra la norma que encima fueron objeto de condena penal?.

Desleal, por utilizar un derecho constitucional de primer orden, saliéndose del rebaño y del control sectario?.

No serán más desleales señores, quienes con su conducta ponen obstáculos a aquellos que luchan frente a lo injutos por precisamente haberlo así jurado en defensa de nuestra Constitución.

Como diría aquél, pasen y vean. Lean la historia de la represión a los Guardias Civiles Democráticos y honrados

Historia de esposas de los Guardias Civiles de Castellón saliendo a la calle reclamando derecho de asociación para sus esposos y dignidad Encarcelados por solicitar el derecho de Asociación

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído