José Cavero – Sarkozy se compromete aún más contra ETA.


MADRID, 19 (OTR/PRESS)

El asesinato de un gendarme francés por los terroristas de ETA parece que ha llegado golpear más profundamente de lo que en principio se pensó. Las adhesiones de los políticos, a uno y otro lado de los Pirineos, es probable que hayan facilitado esa reacción que en modo alguno favorecerá a la banda, sino todo lo contrario. De parecida manera sucederá el próximo martes, cuando el Jefe del gobierno español acudirá a los funerales que se celebren en París, y donde se reiterarán los propósitos hispano-franceses de terminar de una vez con la banda y sus crímenes.

Ciertamente, las afirmaciones de Sarkozy difícilmente podían ser más tajantes: No habrá piedad con ETA. Y de igual manera, su compromiso de elevar de 22 a 30 años de condena efectiva e íntegra al asesino de un agente de policía. Sarkozy impulsará vías para que los etarras que maten a sus policías no rediman penas. No sólo de los etarras, sino de cualquier criminal que mate a un policía… Todos ellos, según es deseo del presidente de la República francesa, penarán con 30 años de cárcel efectiva e íntegra esa clase de asesinato de un agente del orden.

Francia, según las primeras informaciones, se ha movilizado ya para detener a los terroristas de ETA participantes en el asesinato del gendarme, y hay optimismo sobre una probable detención en unos pocos días. El ministro del interior francés adelantó que la investigación progresa con rapidez, por lo que ha augurado que los terroristas no deberían seguir fugados mucho tiempo más. Es clara la voluntad del Gobierno francés, expresada por Sarkozy: «Francia no se dejará intimidar por los terroristas españoles», dijo, antes de añadir que Francia está con la democracia española.

Es evidente que el asesinato del gendarme Jean Serge Nerin ha causado una honda conmoción en el cuerpo de la policía nacional francesa. Sarkozy debe salir al paso tanto del «desparpajo» y la desvergüenza etarra como del enfado de los policías franceses, que el año pasado registraron en sus filas la muerte de 22 compañeros en acto de servicio. Sólo faltaba que la banda ETA sumara a esas bajas las ocasionadas por sus propios etarras, asilados en su «santuario francés». Es del todo probable que ese santuario va a padecer un acoso y asedio que ya se ha venido produciendo en los últimos años, pero que se ha mantenido hasta nuestros días, como dejan ver las numerosas detenciones, hallazgo de zulos y planes de actuación que se han venido ejecutando desde cualquier lugar de Francia, incluidos los más discretos. «El territorio francés no podrá ser una retaguardia tranquila para los terroristas», ha advertido Sarkozy en este mensaje severísimo. Pocos dudan de que l hace sido durante décadas, y que nunca como ahora se ha avanzado tanto en la lucha contra tal «santuario» o «retaguardia tranquila». El gendarme asesinado ayudará de manera importante, sin ningún género de dudas…

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído