Escaño Cero – El primer escollo


MADRID, 15 (OTR/PRESS)

EL primer escollo que va a tener que solventar Pedro Sánchez es el de la fecha de la celebración de las «primarias» para elegir candidato a la presidencia del Gobierno. Lo normal sería que, al nuevo secretario general, sus compañeros le dieran un tiempo para asentarse, pero por lo visto hay quienes tienen una prisa desmedida porque se celebren esas «primarias» sobre todo porque es la manera que algunos tienen que pasarle factura por haber ganado estas primarias contando además con el apoyo de la federación andaluza.
Desconozco los acuerdos entre Pedro Sánchez y Susana Díaz, por tanto no sé si es verdad como se dice que es la presidenta andaluza la que no quiere que se celebren primarias en noviembre y sobre todo desconozco sus razones. Pero mas allá de lo que le convenga a Susana Díaz, me parece a mí que la prioridad para el nuevo secretario general es lo que lo convenga al PSOE. Y en mi opinión lo que conviene al PSOE es que el nuevo secretario general forme un buen equipo y que no lo haga con criterios territoriales ni tampoco para contentar a los «barones» de su partido. En segundo lugar debería de preocuparse de empezar a elaborar un proyecto político con alternativas sólidas y creíbles par afrontar los problemas reales de los ciudadanos. Y en tercer lugar tendría que empezar a pensar en las elecciones municipales y autonómicas del 2015 donde el PSOE no puede permitirse el lujo de perder ni un voto más. Y después sí, convocar «primarias» para que los militantes socialistas decidan quién será su candidato a la Moncloa.
Pero en fin ya se sabe que no hay peor cuña que la de la misma madera por tanto habrá un coro de voces reclamando primarias para elegir candidato a la presidencia del gobierno como si al PSOE y al país les fuera la vida en ello.
Por lo pronto Pedro Sánchez da largas diciendo que es algo que tienen que decidir entre todos lo cual es una respuesta impecable para unos y el pago del peaje a Susana Díaz para otros. Pero me parece a mí que Sánchez no es de los que se van a dejar acogotar, además sería imperdonable que los socialistas se enzarzaran en una polémica bizantina sobre la fecha de las primarias.
Ah, y confieso que me ponen de los nervios los que se quieren apuntar el tanto del «descubrimiento» de Pedro Sánchez, que la realidad es que hasta hace cuatro días era un perfecto desconocido. Pero resulta que ahora hay no sé cuantos listos que sabían quién era y de sus cualidades hace mucho tiempo atrás. Lo digo porque la misma noche de su elección en una tertulia en TVE escuché a un afamado tertuliano presumir de descubridor de Sánchez cuando soy testigo del día en que se enteró de su existencia precisamente porque un colega hablaba entonces del desconocido Sánchez. En fin el éxito tiene cientos de padres porque ahora resulta que los mismos que apostaban por Eduardo Madina aseguran que ellos sabían que iba a ganar Pedro Sánchez e incluso que le han votado.
No sé, pero me gustaría creer que el nuevo secretario general va a ser capaz de sobrevivir a tantos «pelotas» como andan sueltos de manera que no se ahogue entre halagos.
Por lo pronto ha tomado una decisión cuanto menos valiente que es la de no votar al candidato de la derecha, al luxemburgues Junkers, como nuevo jefe de Europa. Por ahí se empieza.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído