UN TRÁGICO VILLANCICO

UN TRÁGICO VILLANCICO

 

margin-bottom: .0001pt;text-align: center" align="center"> 

Aunque ontológicamente no puede ser,

Que sea el Sánchez un niño Jesús, un villancico,

Que se me olvidó, le voy a cantar sin querer,

Para que, al oírlo, deje de ser un borrico,

Y haga ya de una vez lo que es menester

Que haga: … Coger en el tajo pala y pico,

Y, como en Política no es ninguna luz,

Hacer un hoyo para plantar en él su cruz;

 

Que la letra de este villancico es de saeta

Lo sé, como de Herodes también es su música;

Pero como toda mi memoria está sujeta

A una etapa de mi vida que, menos lúdica,

Apacible, tranquila, sosegada y quieta,

Fue el terror, hasta que dio fin con firma y rúbrica

De la paz, que con este niño aquella historia

Pueda repetirse, no es para cantar el Gloria

 

In excelsis Deo y a los hombres paz en la tierra,

Pues lo que éste presagia es … ¡otra vez la guerra!.

Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído