UN TRÁGICO VILLANCICO

UN TRÁGICO VILLANCICO

 

margin-bottom: .0001pt;text-align: center" align="center"> 

Aunque ontológicamente no puede ser,

Que sea el Sánchez un niño Jesús, un villancico,

Que se me olvidó, le voy a cantar sin querer,

Para que, al oírlo, deje de ser un borrico,

Y haga ya de una vez lo que es menester

Que haga: … Coger en el tajo pala y pico,

Y, como en Política no es ninguna luz,

Hacer un hoyo para plantar en él su cruz;

 

Que la letra de este villancico es de saeta

Lo sé, como de Herodes también es su música;

Pero como toda mi memoria está sujeta

A una etapa de mi vida que, menos lúdica,

Apacible, tranquila, sosegada y quieta,

Fue el terror, hasta que dio fin con firma y rúbrica

De la paz, que con este niño aquella historia

Pueda repetirse, no es para cantar el Gloria

 

In excelsis Deo y a los hombres paz en la tierra,

Pues lo que éste presagia es … ¡otra vez la guerra!.

MARCAS

TODAS LAS OFERTAS DE TU MARCA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas online de tu marca favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Lo más leído