No hay palabras ni sinónimos suficientes en el diccionario

Caja Madrid, las tarjetas, los sueldos, los caraduras y los sinvergüenzas

Ladrones, caraduras, sinvergüenzas. ¡En fin! no hay palabras ni sinónimos suficientes en el diccionario que me sirvan para el desahogo, para describir la indignación que provoca comprobar como se han utilizado los ahorros y el esfuerzo de todos en este país.

Conocer el uso que hicieron los representantes de todos los partidos, sindicatos y empresarios de la tarjeta B, esa modalidad opaca con la que Caja Madrid compraba voluntades, ha sido ya la gota que colma el vaso.

Resulta que hasta 86 altos cargos de Caja Madrid disfrutaron de las tarjetas black o fantasmas, en distintas cuantías para gastos que no eran de representación sino personales o mejor dicho personalísimos y sin control.

En total esta pandilla de aprovechados se gastó 15,5 millones de euros como si fuera calderilla entre el 2003 y el 2012 y por supuesto sin necesidad de acreditar nada. Ahora se está investigando si son o no retribuciones declaradas a Hacienda o si todo este escándalo puede suponer un delito de apropiación indebida o societario.

A mi particularmente me de igual, pero lo que exijo es que esta gente devuelva el dinero para empezar, para seguir que sus organizaciones políticas, sindicales o empresariales les expulsen y además que ninguno de ellos vuelva a meter sus manos manchadas en nada que tenga que ver con el dinero de todos.

Es verdad que el presidente de la Comunidad de Madrid reaccionó de inmediato destituyendo a dos altos cargos implicados en el asunto y que también el líder de los socialistas, Pedro Sánchez ha pedido perdón en nombre de su partido y está decidido a expulsar de sus filas a todos los que se lucraron con esas prácticas, pero la respuesta de otros ha sido tibia y tardía no sólo somos una acción ejemplar sino ejemplarizante.

No suele ser lo común en un artículo de opinión pero vean los gastos «de calderilla» de esta panda -entre los que hay dos ex ministros el popular, Rodrigo Rato, y el socialista Virgilio Zapatero- dilapidó con esas tarjetas del chupichollo.

De esos 83 directivos y consejeros, 28 fueron nombrados a propuesta del PP, 15 por iniciativa del PSOE, cuatro por IU, seis por CC.OO y otros cuatro por UGT. Estos son los nombres de los aprovechados y la cantidad que cada uno se fundió. Juzguen ustedes mismos.

Consejeros nombrados a propuesta del PP: Estanislao Rodríguez-Ponga (255.400 euros). Pablo Abejas (246.700). Miguel Angel Araujo (212.900). Ricardo Romero de Tejada y Picatoste (212.200). Antonio Cámara (178.000). José Manuel Fernández Norniella (175.400). María Carmen Cafranga (175.200). Javier de Miguel (172.700). Alberto Recarte (139.900). Jesús Pedroche (132.200). Francisco José Moure (127.300). Mercedes Rojo (119.300). Cándido Cerón (79.200). Fernando Serrano (78.600). Darío Fernández Yruegas (69.800). José María Buenaventura (63.000). Beltrán Gutiérrez (58.000). José María Fernández del Río (47.800). Juan Emilio Iranzo (46.800). Miguel Corsini (46.700). Manuel José Rodríguez González (37.100). Rafael Pradillo (28.600). Ignacio del Río (21.000). José Nieto (19.800). Jorge Rábago (8.000). Mercedes de la Merced (287.900). [fallecida].

Consejeros nombrados a propuesta del PSOE: Antonio Romero (252.000). José María de la Riva (208.900). Ramón Espinar (178.400). Angel Eugenio Gómez del Pulgar (149.700). José María Arteta (139.000). Francisco José Pérez Fernández (122.600). Jorge Gómez Moreno (98.200). José Acosta (62.300). María Enedina Alvarez Gayol (47.000). Santiago Javier Sánchez Carlos (46.400). Virgilio Zapatero (36.000). Ignacio Varela (35.700). Joaquín García Pontes (21.100). Miguel Muñiz de las Cuevas (20.800). José Caballero (19.800).

Consejeros nombrados a propuesta de IU: José Antonio Moral Santín (456.500). Rubén Cruz (233.700). Juan Gómez Castañeda (128.100). Angel Rizaldos (20.100).

Consejeros del sindicato CC.OO.: Francisco Baquero (266.400). Antonio Rey de Viñas (191.500). Rodolfo Benito (140.600). Juan José Azcona (99.300). Pedro Bedia (78.200). Gabriel Moreno (20.400).

Consejeros del sindicato UGT: Gonzalo Martín Pascual (129.700). Miguel Angel Abejón (109.300). Rafael Eduardo Torres (82.300). José Ricardo Martínez (44.200).

Consejeros de la patronal: Gerardo Díaz Ferrán, de la CEOE (94.000). Francisco Javier López Madrid, de CEIM (34.800).

Directivos: Rafael Spottorno (223.900). Ildefonso José Sánchez Barcoj (484.200).

Posdata: De la lista de directivos y consejeros de Caja Madrid, que suman un total de 86, solo tres no usaron la tarjeta de crédito pese a disponer de ella.

Félix Manuel Sánchez Acal, de UGT, y los directivos Iñigo María Aldaz y Esteban Tejera son los únicos que tuvieron la decencia de no utilizar para gastos personales esta tarjeta.

Por no ocultar nada es verdad que también se ha habido que varios devolvieron parte del dinero: Rodrigo Rato (54.837 euros), José Manuel Fernández Norniella (9.700), Matías Amat (42.042) e Ildefonso José Sánchez Barcoj (90.879).

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído