Por todo lo alto

Brígida Gallego

El primer joyero en instalarse en la Place Vendôme

Contemplation: La alta joyería de Boucheron

Nos invita ahora a reconectar con nuestros sentidos para apreciar lo más preciado: el momento presente.

Boucheron Contemplation

Atrapar un pedazo de cielo, seguir el movimiento de una nube, mirar caer una gota de lluvia, dejarse hipnotizar por el vuelo giratorio de una pluma. contemplar.

Con su nueva colección de alta joyería, Claire Choisne, Directora creativa de la Maison Boucheron, pretendía apoderarse de lo intangible al revelar la fugaz belleza del mundo natural

«Durante años he querido capturar lo efímero, transmitir la poesía del momento presente, la pureza del cielo, la danza de la luz. El arte del joyero consiste en detener el tiempo en seco, haciendo que los instantes sean eternos cuando, por su propia esencia, no lo son»

Compuesta por 67 piezas, Contemplation representa la colección más personal e íntima de alta joyería jamás creada por Claire Choisne. Los códigos de Boucheron se interpretan con un enfoque extremadamente sensorial: las piezas parecen temblar con el menor aliento en la piel, los fragmentos de estrellas quedan atrapados en la materia etérea, una nube de diamantes gira en un collar liviano. El primer joyero en instalarse en la Place Vendôme nos invita ahora a reconectar con nuestros sentidos para apreciar lo más preciado: el momento presente.

Goutte de Ciel

Boucheron Contemplation

Oro blanco. Cristal de roca. Diamantes. El misterio de la materia.

«Con este collar quería capturar lo que no se puede atrapar: un pedazo de cielo para usar alrededor del cuello». Dado el objetivo, la creación del collar Goutte de Ciel fue extremadamente compleja. Durante dos años, Boucheron buscó un material que pudiera reproducir no sólo la infinita paleta de azules del cielo, sino también su esencia fugaz y casi impalpable. Y el joyero encontró una sustancia especial utilizada por la NASA en el espacio para recoger polvo de estrellas. Este misterio – 99,8% compuesto de aire y sílice – que varía de color según la luz está encerrado en una concha de cristal de roca con diamantes. Este extraordinario talismán cuelga de una gargantilla también hecha de cristal de roca y pavé de diamantes. Fiel a una tradición en piezas convertibles, se ofrece una versión de collar largo con cordón de seda. Se complementa con un brazalete en cabujón, cuyas líneas extremadamente puras también incorporan una pieza de este cielo del siglo XXI

En Passant

Boucheron Contemplation

Oro blanco. Diamantes. Cristal de roca esmerilado.

Una nube vuela por el cielo, su forma se extiende con gracia a medida que avanza. Lejos de ser una representación figurativa, las formaciones de nubes de Boucheron son gráficas y de estilo contemporáneo: son testigo de ello un par de pendientes asimétricos que rodean el lóbulo, por delante y por detrás, con un halo de diamantes. En el anillo, las nubes parecen flotar sobre los dedos, dispersando una lluvia de diamantes. Mientras tanto, el collar juega con materiales contrastantes, con una cascada de cuentas de cristal de roca esmeriladas sobre las que descansan dos nubes, de formas elegantemente alargadas evocadas por diamantes que disminuyen gradualmente de tamaño

Boucheron Contemplation

Fenêtre sur ciel

Boucheron Contemplation

Oro blanco. Titanio. Nácar. Diamantes. Tanzanitas. Laca. Aguamarina. Cristal de roca.

Un homenaje a la obra de arte de James Turrell «Open Sky» en Naoshima, esta «ventana en el cielo» es un collar realizado en malla de titanio, tan fluido como la tela, que forma un rectángulo perfecto cuando se usa. Claire Choisne ha dibujado en su superficie un cielo tormentoso en nácar con nubes de diamantes encendidas por la laca de color pizarra aplicada con un aerógrafo. Esta visión celestial se ilumina aún más con una tanzanita de pan de azúcar de 35 quilates con un profundo tono azul ultramarino. En el mismo espíritu, un anillo rectangular tiene una meseta de laca blanca adornada con una tanzanita de 8,52 quilates rodeada por un pavé de diamantes.

Boucheron Contemplation

Bleu infini

Boucheron Contemplation

Oro blanco. Aguamarina. Diamantes. Nácar.

Inspirados en la observación de una gota de lluvia que se alarga gradualmente hasta que desaparece, estos pendientes están formados por dos aguamarinas de casi 70 quilates cada una. Están suspendidas del oro blanco pavé de diamantes de una talla pera ultra fina excepcionalmente rara. Por su parte, el anillo Bleu Infini está adornado con una aguamarina en cabujón de casi 32 quilates que abarca dos falanges y está sostenida por una montura de diamantes.

Boucheron Contemplation

Avant le frisson

Boucheron Contemplation

Oro blanco. Titanio. Diamantes.

Sopla sobre un diente de león y observa cómo sus suaves semillas se alejan con la brisa. Para transmitir la infinita ligereza de la flor, la Maison Boucheron perfeccionó una nueva técnica temblante utilizando hilos de titanio no más gruesos que un cabello, cuyo efecto de resorte crea un movimiento natural. Interpretado en sentido figurado, el diente de león se enrolla con gracia alrededor de la garganta y la muñeca, temblando sus semillas de diamantes con el más mínimo gesto. Los pendientes asimétricos se separan en el diente de león esparciendo sus semillas y la hoja que adorna el lóbulo de la oreja. Mientras tanto, el anillo, que destaca por su espectacular volumen, se puede usar con o sin su hoja de diamantes.

Boucheron Contemplation

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Brígida Gallego

Queridos amigos, a través de este blog os inundaré de propuestas irresistibles para que disfrutéis de lugares con encanto, inolvidables escapadas, secretos de moda y belleza, eventos con glamour… y mucho más

Lo más leído