Las estrategias de las defensas

La intención de los abogados de los reos de politizar el juicio deja bien claro que saben que si su estrategia fuera normal perderían. Lo suyo es, claramente, juego sucio, como todo lo que tiene que ver con los nacionalistas.
En democracia, las leyes están puestas de antemano y quienes las incumplen saben qué pena corresponde a su delito. Ahora toca ver si hay agravantes o atenuantes y si los acusados eran conscientes de lo que hacían. Podrían haber aducido la enajenación mental, crónica o transitoria, lo cual se podría haber considerado, porque indicios hay. Sus actitudes son erráticas y cambiantes y luego alegan que lo del 1-O fue pacífico, y esa simple pretensión ya da pie a que los examine un psiquiatra. Los letrados deben de haber pensado que si adoptan esa vía reconocerán de hecho la culpabilidad de sus defendidos, pero eso mismo ocurre, como he dicho al principio, con el propósito de politizar el caso.
Mientras tanto, Torra, poniendo de manifiesto su mala índole, dice que ellos ponen la voluntad de la gente por encima de la ley. Si no la hubiera, debería hacerse una ley que castigue a los políticos con cargo público que digan barbaridades como esa. Todos los catalanes, sea cual sea su tendencia política, deberían estar avergonzados y horrorizados de su presidente diga algo así. El caso es que Colau también las dice igual de gordas y no la echan del ayuntamiento a gorrazos. Lo que sugiere Torra con esa frase es volver a los tiempos de las cavernas.
O sea, que el primer día del juicio ya ha quedado claro que se sienten culpables y que lo que reclaman es su derecho a delinquir, el suyo, porque lo que no toleran ellos, ni tampoco Torra, que otros se salten sus arbitrarias leyes; las que hacen referencia al dialecto catalán, por ejemplo.

‘2016.Año bisiesto’
‘El Parotet y otros asuntos’

‘Diario de un escritor naíf’
‘Yo estoy loco’
‘Valencia, su Mercado Central y otras debilidades’
‘1978.El año en que España cambió de piel’
‘Tránsito en la mirada’
‘Te doy mi palabra’

Recibe nuestras noticias en tu correo

Vicente Torres

Vicente Torres es Coautor de '1978. El año en que España cambió de piel' y autor de 'Valencia, su Mercado Central y otras debilidades' y 'Yo estoy loco', 'Diario de un escritor naíf', 'El Parotet y otros asuntos' y '2016. Año bisiesto'. He participado en los libros 'Tus colores son los míos', 'Enrique Senís-Oliver' y 'Palabras para Ashraf'.

Lo más leído