El comercio electrónico se consolida en España

El comercio electrónico se consolida en España
Ecommerce Pixabay

Aliexpress ha inaugurado su primera tienda física permanente en España. La plataforma de comercio electrónico del gigante chino Alibaba ha desembarcado en el centro comercial Intu Xanadú en la localidad madrileña de Arroyomolinos, espacio donde también se encuentran otras grandes marcas como Apple, Primark o Hollister. España es el tercer mercado extranjero más grande para el gigante del ecommerce mundial, solo por detrás de Rusia y Estados Unidos, por lo que no es casualidad que la primera tienda física en Europa se haya abierto en el territorio español. Una apertura que forma parte de la estrategia de expansión internacional de Aliexpress para desbancar a Amazon como líder del comercio global, ya que el 90% del negocio de Alibaba se concentra en el mercado chino.

La internacionalización de Aliexpress, unida a la apertura de su Marketplace europea a pymes y autónomos, supone un cambio importante para el modelo comercial a través de internet basado en el dropshipping. En este nuevo negocio, los dueños de las tiendas online hacen de intermediarios entre los mayoristas y el cliente. De esta forma, el consumidor compra productos online y el vendedor compra esos productos a través de su plataforma al mayorista, aunque sólo cuando el cliente los solicita. Este modelo permite que el vendedor no tenga que tener los productos en stock en un almacén. Sin embargo, los comercios electrónicos que basen su modelo de negocio en el dropshipping tendrán que reinventarse con la internacionalización de la plataforma del gigante chino Alibaba. Ahora los consumidores tendrán la oportunidad de comprar directamente en el nuevo Marketplace europeo de Aliexpress, ahorrándose gastos eliminando los intermediarios.

El dropshipping es una de las formas de comercializar productos y servicios a través de internet. Aunque se trata de una opción poco conocida en España, este modelo de negocio ofrece numerosas ventajas para aumentar los ingresos, ya que supone una inversión inicial mínima. Además, los empresarios también tendrán que realizar menos gestiones logísticas y se beneficiarán de los reducidos gastos de almacenaje. De esta forma, el dropshipping es un modelo fundamental para pequeñas tiendas online o negocios que acaban de aterrizar en el comercio electrónico. A pesar de ello, esta técnica de venta requiere un exhaustivo estudio de mercado con el que identificar tanto nichos como oportunidades, así como un completo plan de marketing digital y comunicación a medio y largo plazo para maximizar las posibilidades de éxito del negocio.

El crecimiento del comercio electrónico en España

La facturación del comercio electrónico en España rozó los 40.000 millones de euros en 2018, según los datos publicados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Unos datos que suponen un incremento del 29,1% respecto al ejercicio anterior, en el que se ingresó 30.406 millones de euros. Las agencias de viajes y operadores turísticos con un 11,5% de los 10.820 millones de facturación total en el último trimestre del año pasado, el transporte aéreo (8,6%) y las prendas de vestir (6,8%) son los sectores de actividad con mayores ingresos en el panorama nacional. Un cuarto trimestre en el que se registraron más de 205 millones de transacciones, lo que supone un 33,2% más. Todas estas cifras sitúan a España como el cuarto país del continente europeo en ventas en eCommerce, sólo superado por Reino Unido, Alemania y Francia.

El 71% de los internautas españoles entre 16 y 65 años (20,3 millones de personas) compra productos a través de internet, según los datos del ‘VI Estudio Anual del eCommerce en España 2019’, realizado por IAB Spain y Elogia. Los consumidores cada vez compran más en tiendas online, aunque también son más exigentes con el comercio electrónico. En cualquier caso, las atractivas ofertas que se pueden encontrar en internet, especialmente si se utilizan páginas como https://comparar.net/, así como los cortos plazos de envío y la comodidad de comprar desde casa son algunos de elementos que más atraen a los consumidores españoles. Además, las tiendas online deben tener en cuenta que la satisfacción de los clientes se consigue con unos precios atractivos, una buena navegabilidad del sitio web y un amplio catálogo de productos.

El comercio electrónico ha revolucionado los hábitos de consumo de la sociedad española en los últimos años. Unos cambios que también han transformado la forma de comprar en el ámbito digital, ya que cada vez más consumidores realizan sus compras online a través de los dispositivos móviles. Por detrás se sitúan otros dispositivos como las tablets o las consolas. Según el ‘VI Estudio Anual del eCommerce en España 2019’, el 45% de los españoles utilizaron un smartphone para comprar productos en las tiendas online, especialmente en grandes plataformas de comercio electrónico como Amazon, eBay y Aliexpress. Un eCommerce que goza de una buena salud en España, donde ha tenido un crecimiento exponencial en los últimos años y ya le está ganando terreno al comercio tradicional.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído