Soluciones tecnológicas

Tecnología contra el coronavirus: ¡Drones, robots, aplicaciones y más!

Las innovaciones tecnológicas están a la orden del día durante la pandemia por el COVID-19. No sólo nos están ayudando a sobrellevar esta difícil situación de confinamiento, sino que también se han convertido en protagonistas en la lucha contra el coronavirus.

Distintos artilugios tecnológicos han sido utilizados a nivel profesional por servicios sanitarios, militares y policiales de distintos países.

Robots que caminan por calle tomando la temperatura de la gente, arcos desinfectantes a la entrada de recintos, drones fumigadores, termómetros con conexión 5G y mucho más, ha sido parte del  despliegue tecnológico utilizado en diferentes partes del mundo para combatir a este enemigo invisible.

Muchos, miran con esperanza el desarrollo tecnológico y científico de las grandes potencias del mundo. La mayoría piensa, que la solución para este mal, será sin dudas, gracias a la gran capacidad tecnológica de cada nación.

Cógido QR: verde, amarillo o rojo

La aplicación es Suishenban. Se puede descargar de forma individual o anidada como miniprograma en las aplicaciones de Alipay y WeChat, y su uso es obligatorio para todo aquel que quiera acceder a servicios públicos. El funcionamiento es relativamente sencillo: el usuario concede a la app todo tipo de permisos y culmina el registro enviando un SMS a su compañía telefónica para permitir que esta comparta también sus datos de ubicación.

Si la aplicación marca el verde, es que todo se encuentra bien y la persona puede hacer vida normal. Si el color que aparece en amarillo, el ciudadano debe someterse a una semana de cuarentena, mientras que el rojo indica una cuarentena de 14 días. Este software de control se emplea en más de 300 ciudades de China y, según la agencia EFE, hay unos 800 millones de chinos cuyo día a día depende del color que marque el QR.

Robots en los hospitales

Los robots son capaces de hacer un diagnóstico inicial, acompañar a los pacientes hasta la farmacia, limpiar y transportar comida, ropa y colchas dentro de los hospitales.

Estos artilugios pueden ser programados para recorrer rutas específicas y son capaces de evadir diferentes tipos de obstáculo.

Su función es, precisamente, reducir al máximo el contacto entre los pacientes y los doctores y enfermeras.

Drones

El dron es un gadget que lleva años ya entre nosotros, pero casi siempre lo hemos visto con un fin recreativo o como un recurso más en el lenguaje audiovisual. Esta pandemia, sin embargo, nos ha ayudado a comprender la importancia que puede tener aparato volador controlado de forma remota.

Gracias a los drones se pueden desinfectar calles, hacer trabajo de vigilancia y mucho más. Para ello, se han servido de modelos de DJI, el mayor productor del sector, que han incorporado sistemas de aspersión para lograr este cometido.

En Corea del Sur se ha utilizado para fumigar zonas para limpiarlas de coronavirus, como se observa en la foto de abajo. En España su uso ha sido más rudimentario por ahora, utilizándose para concienciar a la población a través de altavoces de la importancia de permanecer en casa.

La firma Shenzhen MicroMultiCopter (MMC) pensó en algo más: desplegar drones para transportar ayuda médica en remoto. a la población.

Mapas de datos para prevenir contagios

Actualmente, la empresa ESRI ha puesto a disposición de todos los organismos públicos y privados que lo deseen su tecnología de mapas para prevenir contagio.

A través de esta tecnología, se cruzan datos de diferentes instituciones, como la OMS, Gobiernos, Policía y hospitales y se vuelcan en un mapa para detectar por ejemplo qué zonas son las más vulnerables, dónde existe mayor concentración de gente mayor y dependiente… «Si sabemos dónde están estas personas, será más fácil actual», informan desde ESRI, cuya tecnología de mapas inteligentes se está usando en países como España, Italia, Alemania, Reino Unido o Malasia.

Impresión en 3D de material sanitario

Entre las grandes soluciones ante el problema ocasionado por la gran demanda de equipamiento sanitario y su inminente escases ha salido a la luz las impresoras 3D.

Hace unos días se conocía que una pequeña empresa de Brescia, en la región de Italia más golpeada, se puso a imprimir válvulas para respiradores. El ejemplo ha cundido y también ha llegado ya a España con voluntarios que han ofrecido sus impresoras 3D para ayudar en la lucha contra el coronavirus, desarrollando material útil para el personal sanitario.

Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído